Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado: No es tiempo de olvidos

Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado: No es tiempo de olvidos
“Como Jesucristo, obligados a huir” es el lema de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2020 que se celebra el 27 de septiembre, en medio de una pandemia mundial que “ha empañado muchas otras emergencias humanitarias que afligen a millones de personas”.

Por eso el papa Francisco en su mensaje para este día insiste en que “este no es tiempo del olvido. Que la crisis que estamos afrontando no nos haga dejar de lado a tantas otras situaciones de emergencia que llevan consigo el sufrimiento de muchas personas”.

“Casi cada día la televisión y los periódicos dan noticias de refugiados que huyen del hambre, de la guerra, de otros peligros graves, en busca de seguridad y de una vida digna para sí mismos y para sus familias» (Ángelus, 29 diciembre 2013). Jesús está presente en cada uno de ellos, obligado —como en tiempos de Herodes— a huir para salvarse. Estamos llamados a reconocer en sus rostros el rostro de Cristo, hambriento, sediento, desnudo, enfermo, forastero y encarcelado, que nos interpela (cf. Mt 25,31-46). Si lo reconocemos, seremos nosotros quienes le agradeceremos el haberlo conocido, amado y servido”.

La Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado trata de poner rostro a las personas vulnerables “rescatándoles de las listas anónimas de cifras”, la Subcomisión de Migraciones y Movilidad humana de la Conferencia Episcopal Española. “Se trata de sensibilizar a la comunidad cristiana que reconoce a Jesús en cada persona obligada a huir. Se trata de sensibilizar a la sociedad española para que asegure los derechos de la dignidad humana a toda persona obligada a desplazarse. Todo lo que trabajemos por ellos y con ellos será poco”.

“El futuro va a suponer una dificultad mayor, entre otras causas, por los nuevos problemas en las fronteras y por el riesgo de que se produzcan situaciones de expulsiones de migrantes u otras medidas que puedan afectarles en su situación de migrantes forzosos. Confiamos, como hemos repetido en otras ocasiones, que todas las medidas que se adopten respeten la sagrada dignidad de las personas migrantes”.

El Vaticano a través de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral ha publicado las Orientaciones Pastorales sobre Desplazados Internos (Ciudad del Vaticano, 5 mayo 2020) un documento para inspirar y animar las acciones pastorales de la Iglesia en este ámbito concreto.

Otro tanto, pero en nuestro país, ha hecho la Red eclesial Migrantes con Derechos, formada por Cáritas Española, Justicia y Paz, el Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal y la CONFER, en su documento La acogida en la Iglesia: una forma de ser y hacer”.

En la diócesis de Madrid, la Vicaria de Desarrollo Integral y el secretariado de Pastoral del Trabajo convocan el XI Encuentro entre Trabajadores Migrantes y Autóctonos que se celebra a través de internet, con la participación de José Cobo, obispo auxiliar de Madrid. Oración, saludo, testimonios del militante de la HOAC, Ángel Domenech, y de Laura Facañl. Acceso en línea (desde las 17:45) en este enlace de Zoom o poniendo esta dirección en el ordenador: https://us02web.zoom.us/j/89390030657.

Mas sobre la 106º Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 

Las personas desplazadas internas. Mari Fran Sánchez | directora del Secretariado de la Subcomisión Episcopal de Migraciones y Movilidad Humana

No es tiempo de egoísmos. José Luis Pinilla | Exdirector episcopal de Migraciones

Opinión | Como Jesucristo, obligados a huir. Manolo Díaz Sánchez, presidente de la HOAC de Córdoba.