Resistiré. Nunca pondré en cuarentena la alegría y la esperanza

Resistiré. Nunca pondré en cuarentena la alegría y la esperanza

Resistiré se convirtió en la canción del confinamiento. Una palabra que se sigue repitiendo, una canción ya añeja que ha recobrado nuevos bríos, que ha rejuvenecido y que sigue resonando con nuevos ecos y fragancias… Por eso considero importante pronunciarla y cantarla invistiéndola de sus sentidos y significados más adecuados para estos momentos del inicio de un nuevo curso, de una nueva etapa y para un mejor atravesar esta «nueva normalidad».

Una primera acepción de resistir es «tolerar, aguantar o sufrir». Las tres nos colocan en una actitud meramente «reactiva» y nos sitúan en el espacio de la víctima.

Otra acepción algo más asertiva y que nos coloca en una clave o posición más activa es la de combatir. De hecho, buena parte del lenguaje empleado para describir la lucha contra el coronavirus es claramente bélico. Resistir, aplicado a un cuerpo o a una fuerza es «oponerse a la acción o violencia de otra».

Resistir alberga, no obstante, otras definiciones que nos pueden ayudar a colocarnos en una perspectiva más elevada y constructiva.

Resistir puede ser un «modo para desarrollar nuestros potenciales», desplegar nuestras energías y canalizar nuestras fuerzas y posibilidades.

Así lo recoge el estribillo de la canción y que nos sugiere, entre otras cosas, una actitud corporal (Resistiré, erguido frente a todo), una actitud emocional (Me volveré de hierro para endurecer la pie. Resistiré, para seguir viviendo / Soportaré los golpes y jamás me rendiré) y una actitud mental (Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte / Soy como el junco que se dobla / Pero siempre sigue en pie. Y aunque los sueños se me rompan en pedazos / resistiré, resistiré).

Una resistencia así nunca surge de la resignación, del enfado o del miedo sino a partir de una aceptación de lo que lo que sucede desde una certeza total de que, «lo que suceda a continuación de lo que está sucediendo ahora», podrá ser de otra manera.