Con el Jesús «sin papeles»

Con el Jesús «sin papeles»
Mucha gente me pregunta que por qué dedico mi tiempo a defender los derechos de las personas migrantes. Algunas personas también se muestran curiosas cuando les digo que soy cristiano. Para mí son dos aspectos que casan a la perfección.

Pertenezco a una familia cristiana. He sido alumno de los salesianos donde he estado desde pequeño vinculado al centro juvenil de la parroquia san Antonio Abad perteneciente a dicha congregación. Cuando acabé el periodo escolar me apunté de voluntario a Oxfam Intermón y a Valencia Acoge. Un par de años antes había estado con mis padres visitando las casas y proyectos de los salesianos en Guinea Ecuatorial y Camerún. Allí descubrí otras realidades. Vi de primera mano «los efectos» de una Europa insolidaria que se cree el centro del universo y de unas gentes que miran a Europa, una Europa que se ha convertido en fortaleza y que dice ¡no! a quienes sueñan con otra vida mejor.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí