El acuerdo para prorrogar los ERTE garantiza protección social y empleo

El acuerdo para prorrogar los ERTE garantiza protección social y empleo
La mesa del Dialogo Social en materia de defensa del empleo alcanza un acuerdo para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de mayo de 2021. Tercera prórroga de una  fórmula promovida en esta crisis que protege a los trabajadores y las trabajadoras y a las empresas que finalizaba el 31 de enero.

Gobierno, las organizaciones sindicales, CCOO y UGT, y las empresariales, CEOE-CEPYME, han cerrado este nuevo acuerdo cuyo principal objetivo es seguir evitando el cierre de empresas y garantizar el empleo a los trabajadores y las trabajadoras. El texto recoge importantes salvaguardas y garantías de empleo y da certidumbre a la sociedad ante una situación de crisis actual sin precedentes. El Diálogo Social y la voluntad de acuerdo de las partes renueva un mecanismo de flexibilidad que evita acudir al despido como fórmula de ajuste.

Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, actualmente, hay 704.000 personas trabajadoras en ERTE, de las que 450.000 están en alguna de las modalidades que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social. Unas 193.000 personas trabajadoras estaban en ERTE de sectores ultraprotegidos, mientras que otros 49.800 de su cadena de valor estaban protegidos por este mecanismo. En ERTE de impedimento hay 32.000 personas trabajadoras protegidas y otras 175.000 personas estaban, a 18 de enero, bajo la figura del ERTE de limitación.

Principales medidas

Se sitúa el “contador a cero” en la prestación por desempleo hasta el 1 de enero de 2022. La cuantía de las prestaciones por desempleo pasa del 50% al 70% de la base reguladora para quienes hayan consumido 180 días de prestación, los beneficios aplicables a las personas trabajadoras fijas discontinuas (incluyendo la prestación extraordinaria), la mejora de protección de las personas afectadas por ERTE con contrato a tiempo parcial.

Imposibilidad de despedir por seis meses a los trabajadores y trabajadoras afectados por ERTE, según los términos recogidos en el Real Decreto-ley 30/2020. Se mantienen los límites al reparto de dividendos y la transparencia fiscal, los límites a la realización de horas extraordinarias y externalizaciones de la actividad, la prohibición del despido y la interrupción de los contratos temporales.

ERTE y niveles de las exoneraciones. Para sectores ultraprotegidos; para las empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de las restricciones administrativas para luchar contra la pandemia, podrán solicitar un “ERTE de impedimento”. Las empresas o entidades que vean limitado el desarrollo de su actividad en algunos de sus centros de trabajo como consecuencia de decisiones o medidas adoptadas por autoridades podrán solicitar a la autoridad laboral un “ERTE por limitaciones”. Cada una de estas modalidades dispone de unas características y porcentajes en sus exoneraciones a la Seguridad Social.

La formación para personas trabajadoras que estén en ERTE. Se les considera colectivo prioritario para acceder a las iniciativas formativas y se programan planes específicos.