Sin acuerdo en la prórroga de ERTE

Sin acuerdo en la prórroga de ERTE
Foto | Ministerio de Trabajo y Economía Social
Gobierno y agentes sociales continúan negociando la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) tras una nueva reunión celebrada ayer sin acuerdo. Por otro lado, el Gobierno abre una nueva negociación para abordar y compartir distintas prioridades sociolaborales para los próximos meses.

El Ejecutivo y los sindicatos se han emplazado a una nueva reunión el próximo 14 de enero a las 16:30 horas, según fuentes sindicales. Desde CCOO, su responsable de Empleo, Mari Cruz Vicente,
ha realizado una valoración “positiva” de la reunión en su cuenta de Twitter. “A la espera del jueves para cerrar algunos detalles, creemos que es posible llegar a un acuerdo satisfactorio para trabajadores y empresas que permita seguir protegiendo el empleo durante la pandemia”, ha señalado.

Fuentes del Ministerio de Trabajo han señalado que se han producido avances importantes en la reunión , en la que se ha abordado la necesidad de aligerar los procedimientos, entre otras cuestiones. Otras fuentes de la negociación consultadas apuntan a que la negociación está muy avanzada —como ya señaló Noticias Obreras— y que quedan pendientes algunos flecos para poder cerrar un acuerdo, que esta vez se espera que se produzca antes del 31 de enero.

Continuidad en el diálogo social

Después de la reunión técnica de negociación de los ERTE, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha reunido con los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo y de UGT, Pepe Álvarez y los presidentes de la CEOE, Antonio Garamendi, y de Cepyme, Gerardo Cuerva. El encuentro se ha celebrado para abordar los distintos planes del Ministerio. Varios son los objetivos compartidos, como la modernización del mercado de trabajo, las reformas estructurales necesarias, la evolución del diálogo social en la actualidad y de las mesas que se abrirán en los próximos meses, así como el uso que pretende dar el Ministerio a los fondos europeos y con especial atención a las políticas activas de empleo, la garantía juvenil y la formación.

Según informan desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social, todas las partes han compartido la necesidad de mantener estos encuentros de forma habitual para continuar avanzando en el diálogo social. Tras la reunión, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha explicado que en la reunión han tenido “conocimiento verbal” de los documentos que en materia de trabajo el Gobierno piensa presentar en Bruselas y ha adelantado que en la próxima cita para plantear al Ejecutivo “la necesidad” de que se los entregue físicamente “si realmente quiere que haya una posición de respaldo, de soporte por parte de las organizaciones sindicales y empresariales”. “Necesitamos los documentos escritos de este y del resto de cuestiones que se plantearán a la Comisión Europea”, ha recalcado el líder sindical, quien ha subrayado la necesidad de aprovechar la llegada de “importantes recursos” de la Unión Europea “para hacer frente a la temporalidad, a los problemas estructurales que tiene el mercado de trabajo en nuestro país pero también para abordar el necesario cambio de sistema productivo” y “fortalecer la industria y mejorar los servicios”.

Por su parte, desde CCOO, su líder, Unai Sordo, ha explicado que la reunión ha servido como toma de contacto y puesta en común sobre la agenda sociolaboral pendiente para lo próximos meses, con negociaciones “muy importantes en materia laboral, en materia de negociación colectiva, de recuperar los derechos que desaparecieron en la última reforma o de políticas activas de formación”. “Sí me parece importante que todos los agentes sociales hayamos estado en que más allá de esos documentos que hay que enviar a Bruselas y esos compromisos con Europa, desde el marco del diálogo social vamos a abordar todas esas reformas que espero que sirvan para recuperar derechos laborales arrebatados y modernizar un modelo laboral como el español que no puede seguir basándose en la temporalidad en la precariedad y en los bajos salarios”, ha explicado.