Iglesia por el Trabajo Decente reclama #ahoramásquenunca trabajo decente

Iglesia por el Trabajo Decente reclama #ahoramásquenunca trabajo decente
La iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) centrar sus prioridades en reclamar que “la creación de empleos dignos, sostenibles e inclusivos”, especialmente entre las mujeres y los jóvenes, “ahora más que nunca”, por la difícil situación que ya viven millones de trabajadores y de trabajadoras.
Junto a la convocatoria del Primero de Mayo y la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, del 7 de octubre, se plantean “compartir miradas, preocupaciones y estrategias” con la Conferencia Episcopal Española.

En la nota publicada por ITD para presentar su prioridades anuales, describen una realidad dramática que sufren millones de personas trabajadoras, agravada por el impacto de la pandemia. El principal problema social es el desempleo, que afecta a 3,7 millones de personas aunque con un marcado perfil de “mujeres y jóvenes”, que soportan tasas de paro mayores y, de igual manera, trabajo a tiempo parcial y precario. Así lo confirman los indicadores más fiables y lo indica –constantemente– cualquier serie del Centro de Investigaciones Sociológica. Junto a la privación del derecho al trabajo, las entidades católicas que promueven esta iniciativa desde hace siete años, indican que la caída de los ingresos, el trabajo temporal, precario y el informal está ensanchando el perfil de personas y de familias en riesgo de exclusión social y de pobreza. Esta situación insoportable, requiere un profundo cambio del actual modelo de relaciones laborales, ya que “no asegura a miles de trabajadores y de trabajadoras acceder a un trabajo decente que permita atender necesidades básicas como llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, el acceso a la vivienda, la seguridad y salud laboral o el confort energético, la participación social…” denuncian en su texto.

Reflexión y acción por el trabajo decente

En esta debilidad, es donde ITD quiere poner el acento este año para que la atención a las personas y la solidaridad se hagan realidad. Este es el punto de partida de las prioridades que marcarán “la reflexión y en la acción” y que tendrán su máxima expresión en la convocatoria, por tercer año consecutivo, del Primero de Mayo; y de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, del 7 de octubre, cita que está en el origen de la iniciativa, y son días claves en su quehacer para la promoción de la dignidad del trabajo, tanto al interno como hacia el conjunto de la sociedad. Tres compromisos más implicarán a la iniciativa y a su desarrollo posterior en las distintas diócesis del país, la adhesión de parroquias, colectivos e instituciones a ITD; la actualización de materiales de reflexión; y abrir puentes de diálogo con la Conferencia Episcopal Española, “particularmente con el obispo de la Pastoral del Trabajo”, que permitan compartir “miradas, preocupaciones y estrategias” para atender la clave del trabajo decente en “la acción pastoral de toda la Iglesia”, aseveran.

 

One thought on “Iglesia por el Trabajo Decente reclama #ahoramásquenunca trabajo decente

Comments are closed.