«Ahora más que nunca trabajo decente»

«Ahora más que nunca trabajo decente»
Después de un año marcado por la pandemia de la COVID-19, son muchas las consecuencias que ya han salido a flote y vienen para acompañarnos durante los próximos años: precariedad, pobreza, incertidumbre, inestabilidad…

Durante todo este tiempo, desde Iglesia por el trabajo decente (ITD) hemos querido rescatar lo que nos ha enseñado esta crisis, como consumir menos y mejor, poner en valor la comunidad y los cuidados, pero también hemos denunciado la destrucción masiva que ha habido y sigue habiendo de empleo, con cifras de ERTE y desempleo disparadas, una protección social que no está llegando a quienes tienen derecho y peor lo están pasando, y cada vez más, empleos que mantienen condiciones laborales precarias, que no permiten el desarrollo de una vida digna ni pone en el centro a la persona.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí