La igualdad de género en la casa común

La igualdad de género en la casa común
Para que la igualdad de género se consiga, hay que decir alto y fuerte que el origen de los problemas está en la estructura social que el hombre ha creado en relación con la mujer, y sin deshacer esa estructura no será posible la igualdad.

«La igualdad de género es una visión compartida de justicia social y derechos humanos. Toda la humanidad tiene la responsabilidad de actuar y, en especial, los Gobiernos como principales garantes de derechos. Debemos aprovechar todas las oportunidades existentes a nivel nacional, regional y mundial y dar un nuevo impulso al objetivo de la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y las niñas» (Declaración y plataforma de acción 1995. ONU-Mujeres 2014).

El año pasado, el lema de la ONU para el día 8 de marzo, fue «la generación de la igualdad», porque pasados 45 años de la declaración del Día Internacional de la Mujer, aún no se había conseguido en ningún país del mundo la igualdad tan buscada por muchos y todavía tan denostada por millones de seres humanos. De ahí que muchos problemas sigan existiendo y a veces parezca que no se avanza en su solución, como pueden ser en la violencia de género, en la discriminación en el trabajo, la diferencia salarial, la negación de la cultura a las niñas, la utilización del cuerpo de la mujer, etc.

En 2020 la ilustradora Ruby Taylor diseñó una preciosa ilustración denominada Equiterra1, una utopía de igualdad, inclusión y cuidado del planeta. En la avenida sin estereotipos se nos dice: «En Equiterra, se celebra –no se teme– la diversidad; la aceptación domina la manera de sentir y pensar de todas las personas», y en la vuelta a la realidad se reseña: «Ya a la edad de seis años, las niñas creen que los niños son más inteligentes que ellas y más capaces para llevar a cabo actividades “muy, muy difíciles”», lo que se traduce en que «apenas el 30% de quienes se desempeñan en la investigación en todo el mundo son mujeres».

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí