La llamada a “construir la fraternidad en el mundo”

La llamada a “construir la fraternidad en el mundo”
Jesús Espeja, autor de Jesús de Nazaret. La mística de una sociedad fraterna, insistió en la presentación de su libro, en que el compromiso de los cristianos y cristianos de hoy pasa por “construir la fraternidad en el mundo”.

Ante más de un centenar de personas que se conectaron por internet para seguir el acto convocado por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), explicó que la conducta y el mensaje de Jesucristo, según el teólogo, son “consecuencia normal de la experiencia que tenía de Dios”, con quien, como se lee en el Evangelio, “era uno”. El dominico, colaborador de Noticias Obreras, que equiparó el teísmo, que crea imágenes distorsionadas de Dios, con el ateísmo, defendió que “la propuesta de Jesús fue construir la fraternidad en el mundo”, porque “todas y todos estamos inmersos en el mismo amor, somos hermanos”. El libro, que recoge lo esencial de la vida y obra de Jesús de Nazaret, se dirige a quienes “no se resignan y se afanan cada día por construir una sociedad más solidaria en orden a que todos podamos vivir con dignidad”. Jesucristo es siempre una referencia decisiva en la promoción de una vida digna para todos.

Construir reino en las estructuras políticas, económicas y religiosas

El mensaje cristiano “no son preceptos dictados desde arriba”, sino que nacen a partir de “sentirnos amados y reconocer que los demás también son amados. Ahí viene el compromiso por construir el reino, la fraternidad en las estructuras políticas, económicas y religiosas de este mundo”. Para Espeja, se trata de “una moral inserta en todos los dinamismos sociales y por tanto, conflictiva, aunque al mismo tiempo, esperanzada”.

Su experiencia del misterio que es Dios, “inabarcable e indefinible” por la razón humana, fue lo que le llevó a tomar la opción “por aquellos que estaba sufriendo mayor deterioro en su dignidad: pobres, enfermos, mujeres, paralíticos, leprosos…”. “La conducta y propuesta de Jesús tiene que ser la norma y el criterio para la moral fundamental cristiana”, insistió también Jesús Espeja, quien tomando las palabras del papa Francisco se reafirmó en que “sin Jesús la Iglesia no es nada”.

Entrevista a Jesús Espeja

«Es necesario volver a Jesús, como lo experimentaron las primeras comunidades»