La Iglesia de Sevilla celebra la solemnidad de san José obrero y el Día del Trabajo

La Iglesia de Sevilla celebra la solemnidad de san José obrero y el Día del Trabajo
El próximo 1º de Mayo a las 19:30h, la Iglesia de Sevilla ha convocado una concentración, con testimonios y lectura del manifiesto, además de la celebración de la Eucaristía, presida por el administrador apostólico de la Archidiócesis de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, desde la Parroquia de Jesús Obrero de Sevilla y retransmitida por YouTube.

La Acción Conjunta contra el Paro (ACCP) de la Iglesia de Sevilla, unida a las entidades que promueven la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) celebra, con esta convocatoria, la solemnidad de san José Obrero, patrono de los trabajadores y el Día Internacional del Trabajo.

“En un año extraordinariamente marcado por el grave impacto de la pandemia en el conjunto de la sociedad y en el mundo del trabajo, cuyos efectos han sido especialmente acentuados en las personas más vulnerables”, la ACP convoca a todas las personas y comunidades cristianas a unirse en la oración para celebrar este 1º de Mayo.

Con esta celebración, la “Iglesia de Sevilla quiere hacerse cercana a todos los trabajadores pobres y a las comunidades cristianas que en ellos se encarnan, y seguir anunciando que el trabajo decente para todos es posible”, expresan desde la comisión de la ACP.

El gran tema es el trabajo

Durante esta nueva solemnidad de Jesús obrero, “el gran tema es el trabajo”, una dimensión esencial para promover “el bien del pueblo y el acceso a una vida digna en una sociedad más decente” (Cfr. Fratelli tutti). Para reflexionar sobre el sentido creador del trabajo, se ha dispuesto de una serie de materiales para reflexionar en esta festividad, a los que puede acceder pinchando aquí.

“La realidad que estamos viviendo ha puesto de manifiesto el gran valor del trabajo humano para la vida y ha mostrado que los trabajos aparentemente más humildes han resplandecido como los más necesarios. ¿Cómo es posible que millones de personas realicen esta necesaria actividad con contratos precarios o sin contratos, sin derechos y sin seguridad para ellas y sus familias?”, se interrogan.

Por tanto, “os invitamos a participar en cuantas acciones puedan hacer visible estas situaciones y que invitéis a todas aquellas personas de vuestra comunidad, hermandad, movimiento… a que compartan este compromiso de lucha y defensa por un trabajo digno. Y con el papa Francisco, imploremos a san José obrero para que encontremos caminos que nos lleven a decir: ¡Ahora más que nunca: ¡Trabajo Decente!”.