Solidaridad con las personas trabajadoras temporeras

Solidaridad con las personas trabajadoras temporeras
La Fundación Arrels Sant Ignasi, junto con otras entidades presentes en la ciudad de Lleida, ha elaborado un manifiesto para poner en valor a todas las personas trabajadoras, muchas migrantes, que cada temporada, llegan a la localidad en busca de trabajo en la fruta, en la estación de las cosechas. Además, reclaman cambiar ley de extranjería.

Estas personas, trabajadores y trabajadoras temporeras, vienen desde lugares muy diversos y una buena parte de ellas se encuentran en situación administrativa irregular y por tanto, sin permiso de trabajo.

Entre las dificultades que padecen estas personas, la Fundación, nacida en el seno de la comunidad parroquial de Sant Ignasi de Loiola de Lleida, con una opción clara de atención a las personas más desfavorecidas de la ciudad, se refiere al alojamiento, la imposibilidad de contratar a personas en situación administrativa irregular y por tanto, sin permiso de trabajo. Además, destacan cómo la COVID-19 ha supuesto “un factor de agravamiento de la situación de esta población (…) y la fuerte tensión sanitaria que ha comportado”.

En el manifiesto, realizan un llamamiento a la ciudadanía y la política para velar especialmente por:

  1. Poner en valor toda persona, venga de donde venga, y su trabajo, que siempre enriquece el territorio que lo acoge.
  2. Asegurar el alojamiento de los trabajadores y trabajadoras del campo mediante el acuerdo entre administraciones, sindicatos y sector empresarial;
  3. Garantizar la vacunación de toda la población campesina estable y temporera como trabajadores esenciales;
  4. Aplicar mecanismos que posibiliten la concesión de una autorización de trabajo para las personas que llegan para la campaña de la fruta, teniendo en cuenta las propuestas de sindicatos, organizaciones sociales y plataformas ciudadanas;
  5. Una vez más, queremos poner de manifiesto que la cuestión de fondo es la necesaria reforma de la ley de extranjería.

Cambiar la ley

Desde la Fundación Arrels Sant Ignasi, opinan, junto a otras muchas entidades que en el Estado español que la ley de extranjería debe ser modificada. En la actualidad contamos con “una ley que imposibilita contratar en situación administrativa irregular y dificulta la regularización de personas que podrían trabajar y que son necesarias para la campaña de la fruta. El proceso de arraigo social a seguir para conseguirlo es un verdadero laberinto de obstáculos burocráticos para quien la búsqueda de trabajo y, también, para quien quiere contratar. Vivir en la irregularidad impide alcanzar una vida digna a las personas que llegan a casa; las fuerza a vivir en guetos, espacios en desuso o en ruina; y las somete a aceptar salidas laborales en la economía informal”.

En este sentido, reclaman que “la reforma de la ley de extranjería debería ser una prioridad política para las administraciones de todos los niveles, a la búsqueda de alternativas que pongan la hospitalidad y la acogida en el centro”.

Apoya con tu firma 

El manifiesto está a disposición de toda persona o entidad que quiera apoyar esta causa, con su firma, en la plataforma Visibles.