Trabajo, madre y viceversa

Trabajo, madre y viceversa

Mayo conjuga inolvidables días
que son aliento cardinal,
celebración.

El día del trabajo lleva
la protesta y el gozo unidos por un gesto
que se aferran al hilo de tu calma,
los sentidos a golpe de la sangre
se hacen pulso.
Los labios que reúnen las palabras
y levantan la voz,
se encuentran frente a frente
con el mismo temblor,
con la misma denuncia.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí