La EPA muestra las debilidades estructurales del empleo

La EPA muestra las debilidades estructurales del empleo
Las datos de recuperación del empleo de la Encuesta de Población Activa (EPA, 2 trimestre 2021) aún siendo positivos, en relación al trimestre anterior, muestran las debilidades del modelo laboral del país, que apuntan un alto desempleo estructural y de larga duración, una baja calidad del empleo –con elevadas tasas de temporalidad y precariedad–, las sangrantes brechas entre hombres y mujeres y la incapacidad de ofrecer un trabajo decente a los jóvenes.

Panel de datos actualizados del mundo obrero y del trabajo.

  • Desempleo. 3.543.800 trabajadores y trabajadoras quieren trabajar y no pueden. Hombres, 1.639.500. Mujeres, 1.904.300. Baja el desempleo en 110.100 personas, respecto al 1T2021.
  • Tasa de paro. 15,26%. Por sexo: Tasa de paro femenina es el 17,36% y la masculina, el 13,39%. Por edad: sube en menores de 25 años y disminuye en mayores de 55 años.
  • Tasa de temporalidad. El 25,06%. Aumenta 1,27 puntos.
  • Desempleo de larga duración. Aumenta en 240.000 entre los que perdieron su empleo hace más de un año y en 56.900 entre quienes buscan su primer empleo.
  • Brecha entre hombres y mujeres. Entre las mujeres el desempleo disminuye en 49.400 y entre los hombres se reduce en 60.700 este trimestre. La tasa de actividad es del 58,58%. La de los hombres es del 63,59% y la de mujeres del 53,83%. Una brecha de 10 puntos.
  • Asalariados y asalariadas. Aumentan en 403.200 personas. Los que tienen contrato indefinido lo hacen en 98.100 y los de contrato temporal en 305.000. En términos anuales, el contrato indefinido se incrementan en 314.100 personas, mientras que los que tienen contrato temporal en 666.500 personas.

Renovar el contrato social con una agenda de acuerdos

La opinión sindical incide en la necesidad de renovar el contrato social con una agenda de diálogo y acuerdos en materia de modelo laboral inclusivo, solidario y respetuoso con el medioambiente; y de aumentar las redes de protección, con la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) y la mejora del desempleo.

Lola Santillana, secretaria de Empleo de CCOO, ha realizado un llamamiento a todos los actores económicos y políticos para aprovechar esta situación y los fondos europeos para de cerrar “antes de final de año” un acuerdo que derogue la reforma laboral. Para la responsable sindical, dado que la tasa de paro de las mujeres se situó cuatro puntos por encima de la masculina, se deben trabajar medidas inclusivas que sirvan para recorrer cuanto antes ese diferencial injusto. Además, ha instado al Gobierno “a que apruebe la subida el próximo martes en el consejo de ministros”.

Fernando Luján, secretario confederal de UGT, apunta la importancia de “asentar la recuperación económica bajo los parámetros de la igualdad y la justicia social” que pasan por “derogar ya las reformas laborales, apostar por políticas que incentiven la calidad del empleo” y reformar las políticas activas ya que el “49 de cada 100 personas desempleadas lleva más de un año buscando empleo y 26 de cada 100 más de dos”. Asimismo, ha reclamado mejorar las rentas de los trabajadores y trabajadoras, especialmente los que menos ganan, con la subida del SMI este año, y mejorar el escudo social, empezando por la protección por desempleo

En esa línea crítica, Joaquín Pérez, secretario general de USO, ha manifestado que “a pesar de la leve recuperación del mercado laboral en este periodo, se sigue agrandando una bolsa de exclusión que aparta a los parados de larga duración y a los nuevos trabajadores”. En este sentido, ha reclamado apostar por un empleo “con futuro, verdes y digitales; de formar a los trabajadores para los nuevos empleos que llegan. Para, en definitiva, salir reforzados de esta crisis con un mercado de trabajo fuerte que pueda plantar cara a cualquier situación adversa”.