El Gobierno convoca a sindicatos y empresarios para abordar la subida del SMI

El Gobierno convoca a sindicatos y empresarios para abordar la subida del SMI
El 1 de septiembre, sindicatos, patronal y gobierno se verán de nuevo las caras para intentar acordar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), retomando así una cuestión aplazada al inicio del periodo estival.

Los sindicatos llevan desde primeros de este año reclamando una subida efectiva de este índice que afecta a cerca de 4 millones de personas trabajadoras, tanto para llevar la recuperación de la economía a los sectores más castigados como para impulsar la actividad productiva.

Sin embargo, el ejecutivo de la mano de la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha condicionado la subida a la evolución del empleo. La afiliación a la Seguridad Social registradas en el mes de julio y previsiblemente en agosto parece haber disipado las reticencias de la responsable gubernamental.

El plan del Gobierno es aumentar el salario mínimo hasta el 60% del sueldo medio al final de la legislatura. Un comité de expertos formado para asesora en esta materia al Ministerio de Trabajo, consideró que el SMI debía de incrementarse entre 1011 y 1049 euros en 14 pagas, postergando las las mayores subidas para 2022 y 2023.

Así este año, el SMI podría aumentar entre 12 y 19 euros al mes, si bien, el Ministerio todavía no ha comunicado su propuesta inicial a los sindicatos, que aunque acogen de buen grado la iniciativa, consideran que “llega tarde”.

“El SMI tendría que haber subido ya en España, porque un aumento no solo no destruye empleo, sino que lo genera”, ha declarado Unai Sordo, secretario general de CCOO. Su compañero en UGT, Pepe Álvarez, ha reiterado que “aumentar los salarios en nuestro país para poder recuperar la economía. La subida de los sueldos en este país es clave y fundamental para la creación de empleo y la recuperación”.

“Si no hay movimiento en relación a la subida del SMI se olvidarán de nosotros para negociar otras cuestiones. Un aumento de los sueldos al nivel de lo que indica la Carta Social Europea nos situaría en una dignificación del SMI a la altura de los países de Europa”, ha advertido Álvarez.