El Papa pide a la Iglesia salir al encuentro de la realidad en la apertura del Sínodo

El Papa pide a la Iglesia salir al encuentro de la realidad en la apertura del Sínodo
Momento de reflexión en la apertura de Sínodo. Foto | Synod_va vía flickr.com
El Papa ha pedido a la Iglesia dejar atrás las “rutinas desgastadas” y salir al encuentro de la realidad en la apertura del Sínodo de los obispos, el organismo de consulta eclesial que hasta octubre de 2023 debatirá sobre la necesidad de escuchar y abrir nuevos caminos creativos en la evangelización. Francisco invita a toda la Iglesia a interrogarse sobre la sinodalidad: un tema decisivo para la vida y la misión de la Iglesia.

“Dios no habita en lugares asépticos y tranquilos, lejos de la realidad, sino que camina a nuestro lado y nos alcanza allí donde estemos, en las rutas a veces ásperas de la vida”, ha recordado el pontífice ante gran parte de los obispos del mundo, así como representantes de las Iglesias locales reunidos en la basílica de San Pedro. Y ha señalado a este respecto: “Todo cambia cuando somos capaces de encuentros auténticos con Él y entre nosotros. Sin formalismos, sin falsedades, sin maquillajes”.

Francisco ha llamado así a poner en práctica una Iglesia en salida que va en busca de los problemas reales de la gente, que no es “aséptica” y que escucha. Y ha especificado: “El Espíritu nos pide que nos pongamos a la escucha de las preguntas, de los afanes, de las esperanzas de cada Iglesia, de cada pueblo y nación. Y también a la escucha del mundo, de los desafíos y los cambios que nos pone delante. No insonoricemos el corazón, no nos blindemos dentro de nuestras certezas”.

De este modo ha instado a dejar a un lado las “cerrazones” y a interrogarse “sobre el camino” que debe tomar la Iglesia. Así ha pedido que se dé espacio al encuentro con el otro y que la Iglesia se convierta en “experta” en este arte.

“No en organizar eventos o en hacer una reflexión teórica de los problemas, sino, ante todo, en tomarnos tiempo para estar con el Señor y favorecer el encuentro entre nosotros. menudo preferimos refugiarnos en relaciones formales o usar máscaras de circunstancia, el Espíritu Clerical, de corte: son más ‘Señor Abad’ que padre. Usar estas máscaras de circunstancias, el encuentro nos cambia y con frecuencia nos sugiere nuevos caminos que no pensábamos recorrer”, ha afirmado.

 

Nuevo itinerario sinodal

El papa Francisco aprobó un nuevo itinerario sinodal para la asamblea de los obispos, que se articula en tres fases, entre octubre del 2021 y octubre del 2023, pasando por una fase diocesana, otra continental y la fase definitiva a nivel de Iglesia Universal.

La articulación de las diferentes fases del proceso sinodal hará posible la escucha real del Pueblo de Dios y se garantizará la participación de todos en el proceso sinodal. “No se trata solo de un evento, señalan, sino de un proceso que involucra en sinergia al Pueblo de Dios, al Colegio episcopal y al obispo de Roma”. La XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos está convocada con el tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” y se realizará siguiendo este esquema:

Una vez realizada la apertura del Sínodo en el Vaticano, el proceso se desarrolla ahora en cada diócesis –previsto para el domingo 17 de octubre–, con la misma modalidad, y bajo la presidencia del respectivo obispo.

Fase diocesana

En esta fase, que se desarrolla de octubre 2021 a abril 2022, el objetivo fundamental es la consulta del Pueblo de Dios “con la finalidad que el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados, sujetos del sensu fidei infalible in credendo” (Cfr. Evangelii gaudium, 119). El procedimiento para desarrollar esta fase implica que la secretaría general del Sínodo ha enviado un documento preparatorio, acompañado por un cuestionario y de un Vademecum con propuestas para realizar la consultación en cada diócesis. Documento que también recibirán los movimientos internacionales de laicos, además de otras instituciones.

La consulta en las diócesis al Pueblo de Dios se desarrollará a través los organismos de participación previstos por el derecho, sin excluir otras modalidades que se juzguen oportunas para que la misma consultación sea real y eficaz. Concluirá con una reunión presidonal, que será el momento culminante del discernimiento diocesano, que posteriormente se enviará a la Conferencia Episcopal que, a su vez, a abrirá un periodo de discernimiento y síntesis para ser enviada a la Secretaría General del Sínodo antes de abril de 2022. La misma fecha para que los movimientos internacionales de laicos puedan enviar sus contribuciones.

Fase continental

La secretaría general del Sínodo redactará un primer Instrumentum laboris, en septiembre 2022, que será dialogado en esta fase a nivel continental en asamblea Conferencias Episcopales y que redactarán un documento final, que será remitido a la secretaría general del Sínodo para la redacción de un segundo Instrumentum laboris, antes de junio 2023.

Fase de la Iglesia Universal

La secretaría general del Sínodo enviará este segundo Instrumentum laboris a los participantes de la Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebrará en Roma en octubre de 2023