Maru Megina: «Los cristianos debemos estar involucrados en las realidades sociopolíticas»

Maru Megina: «Los cristianos debemos estar involucrados en las realidades sociopolíticas»
María Dolores Megina Navarro, Maru, como le gusta ser llamada, ha sido elegida presidenta general de la HOAC, los próximos cuatro años. Es técnica de prevención laboral y militante de la diócesis de Jaén.

Conversa con Noticias Obreras sobre los retos de un mundo obrero y del trabajo empobrecido y con necesidad de justicia; de una política, cada vez más polarizada y alejada del diálogo y el bien común; y de la Iglesia fraterna y en salida «que ponga en el centro a tantas víctimas y anuncie este reino de Dios por el que merece la pena darlo todo».

Hemos conocido las prioridades y orientaciones del próximo bienio del movimiento que preside. ¿Cuáles son sus preocupaciones y retos?

Las preocupaciones vienen más por la situación de precarización y exclusión que vive el mundo del trabajo en esta época de pospandemia y por encontrar maneras para llevar ahí el mensaje de esperanza, del Evangelio. En cuanto a nuestro movimiento, este año se debería de haber celebrado la XIV Asamblea General que, por precaución sanitaria, decidimos aplazarla a agosto de 2023. Esto nos va a permitir profundizar en tareas aprobadas en la asamblea anterior, que se convierten en tareas permanentes. También nos va a permitir preparar esta próxima asamblea con más tranquilidad y profundidad. Por otro lado, estamos culminando la celebración del 75 aniversario de la HOAC haciendo memoria agradecida de este acontecimiento. El reto es dar continuidad a esta historia del movimiento, humilde en sus personas pero de espiritualidad y coherencia radical en la vivencia del Evangelio de Jesús.

¿Cómo es la labor de acompañamiento de la HOAC?

Una de las cuestiones que queremos priorizar es el cuidado de las diócesis y las militantes. La Comisión Permanente necesitamos conocer de cerca los logros y las dificultades que se viven en cada una y dialogar con ellas la manera de acompañar y fortalecer su tarea y sus planes diocesanos, ponernos a su servicio en aquello que podamos aportar. En la HOAC nos hemos dado instrumentos suficientes para que esto sea posible y uno de ellos es la propia Comisión Permanente al servicio de la dinamización de la vida de las diócesis. También queremos fortalecer las realidades interdiocesanas que ayudan a la vivencia de la comunión entre diócesis cercanas.

La HOAC puede aportar una forma de acompañar
al mundo obrero y del trabajo y favorecer el protagonismo
de las personas, de despertar conciencias y trabajar
para que las instituciones estén al servicio del bien común

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí