España se olvida de ratificar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las empleadas de hogar

España se olvida de ratificar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las empleadas de hogar
Foto | Cáritas Salamanca
El Gobierno de España ha anunciado la ratificación de dos convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 177 y el 190, sobre el trabajo a domicilio y el acoso y la violencia en el trabajo, pero se olvida del que regula los derechos de las empleadas de hogar.

Tras la decisión del Consejo de Ministros de firmar los convenios 190, contra la violencia y el acoso laboral, y 177, sobre los derechos de los trabajadores a domicilio, de la Organización Internacional del Trabajo, las Cortes tienen ahora que dar su visto bueno.

Los países que ratifican un convenio están obligados a aplicarlo en la legislación y en las prácticas nacionales y a enviar a la OIT informe periódicos sobre su cumplimiento. Entra en vigor al año de su ratificación por los órganos soberanos de cada país.

Los sindicatos celebran, como no podía ser de otra manera, la inclusión a nuestra legislación de estas normas fundamentales del trabajo, dado que supone afianzar la protección de los derechos laborales en dos materias que España ya ha había regulado por su cuenta.

El acoso y la violencia laboral son objetivo de regulación en varias normas legislativas tanto generales como específicas. Los planes de igualdad en cada empresa deben contemplar cómo hacer frente a estos casos.

También la norma nacional sobre el trabajo a domicilio, o trabajo remoto, aprobada al calor del confinamiento para combatir la propagación de la COVID-19, es coherente con el convenio 177.

“Siempre es bueno que se ratifiquen los convenios de la OIT, ya era hora de que España los asumiera como suyos, aunque tanto en la la lucha contra la violencia de género como en el trabajo a domicilio nuestro país tiene recorrido”, explica Carolina Vidal López, secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, quien, además, apunta la importancia de que los Estados miembros de la OIT firmen los convenios para “globalizar derechos, extender internacionalmente la regulación de aspectos tan importantes, de modo que se cree doctrina y permee la legislación de cada Estado”.

Queda pendiente el Convenio 189

Sin embargo, ha quedado pendiente de asumir el Convenio 189, sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos, y la Recomendación 201, que lo complementa. Un convenio fundamental para proteger a las trabajadoras del sector y una exigencia planteada por los distintos colectivos al Gobierno. Además, permitiría una avance muy importante para el empleo y para la Seguridad Social. Según estimaciones de la OIT, en España alrededor de 235.000 trabajadoras del hogar están sin contrato ni afiliación a la Seguridad Social.

También puedes leer —  Disputar la hegemonía cultural, más derechos y más organización, las prioridades de CCOO en su 12º congreso

También desde CCOO, en palabras de Vidal, se apuesta por ratificar cuanto antes el convenio sobre el trabajo de hogar y de cuidados: “Tenemos que dar un impulso para que el Estado lo ratifique, de modo que las trabajadoras de este sector tan feminizado y con tantos sesgos de género alcancen el trabajo decente y se extienda la corresponsabilidad de los cuidados”.

De momento, el proceso de ratificación del 189 sigue en la fase de consulta, abierta a las aportaciones de los agentes sociales. “Todavía está muy verde”, explica Vidal. No obstante, puntualiza se han dado pasos para mejor la remuneración de estas trabajadoras, como la subida la subida del salario mínimo interprofesional.

Por supuesto, defiende, “tenemos hay que negociar jornada, cotizaciones, salarios, prestaciones porque es un empleo fuertemente feminizado que genera pensiones precarias, donde sigue habiendo mucha economía sumergida”.

Hay que acabar, en su opinión, con la idea de que este trabajo es diferente al resto y por tanto no ha de contar con los mismos derechos y coberturas. “Se ha considerado que no era un trabajo igual al del resto de los trabajos por cuenta ajena, porque se desarrolla dentro de las casas, estaba asociado al ámbito íntimo y familiar, pero tenemos que reforzar la idea de que es un trabajo profesional, no es algo voluntario, ni que se hago por humanidad”, afirma Vidal.

“Cualquier empleo en realidad exige confianza entre el empleador y el trabajador y una gran profesionalidad, más cuando hablamos de cuidados. Si queremos como sociedad valorar estos trabajos tan esenciales tenemos que hacer que sea un trabajo decente, asumir su coste que es también una manera de repartir la riqueza”, opina Vidal.

Sin embargo, de momento, no hay fecha para abordar incorporar la normativa de la OIT y sus recomendaciones a nuestro sistema legal y de protección social. Por no existir, no hay ni un texto sobre el que debatir, a pesar de que se trata de una reivindicación histórica de las trabajadora del hogar y los cuidados.

 

One thought on “España se olvida de ratificar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las empleadas de hogar

Comments are closed.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?