Arraigo, futuro y reconciliación

Arraigo, futuro y reconciliación
Este año destacamos tres propuestas de cine espiritual y con valores interesantes para reflexionar sobre el arraigo, el futuro y la búsqueda de reconciliación.

Minari, premiada en los Oscar y en diferentes festivales, está ambientada en los años ochenta, e inspirada en las vivencias de infancia del propio director, nos cuenta las dificultades laborales y personales de una familia coreano-americana que se muda a una granja de Arkansas buscando el sueño americano.

Pero es un sueño buscado, sobre todo, por el padre y no compartido por la madre, por lo que las relaciones familiares sufrirán fricciones que se verán agravadas cuando la falta de agua afecte a la cosecha.

El minari es una planta coreana, metáfora de la adaptación a la tierra de acogida de la propia comunidad de emigrantes, que se arraigará con fuerza y que renacerá en medio de las dificultades. Una película llena de calidez, humanidad, esperanza y que nos sirve para dialogar sobre la resiliencia y la importancia de perseguir los sueños en familia.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  Con el Hijo de Dios que nace, soñemos juntos, sueñen ustedes, sueñen con otros
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?