COP26: poca valentía y responsabilidad

COP26: poca valentía y responsabilidad
En el Mensaje que el papa Francisco dirigió a los participantes en la Cumbre del Clima de Glasgow, la COP26, insistía en la imperiosa necesidad de actuar con «urgencia, valentía y responsabilidad». Pero, una vez más, al final nos hemos encontrado con unas conclusiones que están muy lejos de esa necesidad.

Como también señalaba Francisco, estamos muy lejos de lograr los objetivos necesarios para combatir el cambio climático y «¡no podemos permitírnoslo!», porque millones de personas pobres ya sufren duramente sus efectos y porque sus consecuencias para el futuro son extremadamente graves. Sin embargo, los responsables políticos «se lo han permitido», otra vez. En la Cumbre ha habido declaraciones interesantes y valiosas que van en la buena dirección, pero apenas hay decisiones y compromisos firmes para caminar en esa buena dirección. Esa es la valoración prácticamente unánime de organizaciones sociales, ecologistas y sindicales.

¿Por qué nos ocurre esto una y otra vez? Por lo que ya señaló el papa Francisco en Laudato si’ al referirse a la «debilidad de las reacciones» ante la crisis socioecológica que padecemos, que es más amplia que el cambio climático: 1) Porque «hay demasiados intereses particulares y muy frecuentemente el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común» (n. 54). 2) Porque, aunque ha crecido en la sociedad la sensibilidad ecológica, esta «no alcanza para modificar los hábitos dañinos de consumo, que no parecen ceder sino que se amplían y desarrollan» (n. 55). 3) Porque «los poderes económicos continúan justificando el actual sistema mundial, donde priman una especulación y una búsqueda de la renta financiera que tiende a ignorar todo contexto y los efectos sobre la dignidad humana y el medio ambiente» (n. 56).

Estamos atrapados en un sistema económico que es dañino para la vida. Muchas veces se pretende responder a la crisis ecosocial sin tocar ese sistema y los modos de vida y mentalidades que fabrica para poder reproducirse. Y eso no es posible. Parece que solo se puede hacer lo que no moleste demasiado al sistema económico, lo que encaje dentro de él. Pero lo que necesitamos es construir otra economía al servicio de la vida y del bien común, que sea lo que debe ser, un instrumento para ello y no, como ocurre ahora, poner la rentabilidad económica en primer lugar y someterlo todo lo demás. El resultado es la destrucción de la vida y del bien común.

También puedes leer —  Experiencias y propuestas que alientan la esperanza para cuidar el trabajo y la casa común

Que los responsables políticos no tomen las decisiones «urgentes, valientes y responsables» que deberían tomar está muy relacionado con su sometimiento al enorme poder de quienes más se benefician del actual estado de cosas. Pero también, y mucho, con la insuficiente conciencia social: les exigimos mucho menos de lo que deberíamos, seguramente porque como sociedad no estamos demasiado dispuestos a salir del marco del individualismo posesivo-consumista, ni a asumir todo lo que implica otro modo de vida. Porque lo que significa «la solidaridad y cooperación fraterna» de la que habla el Papa en su Mensaje a la Cumbre de Glasgow nos concierne a todos, no solo a los responsables políticos: «La necesidad urgente de un cambio de dirección, una determinación decisiva de pasar de la “cultura del descarte” que prevalece en nuestras sociedades a una “cultura del cuidado” para nuestra casa común y sus habitantes, ahora y en el futuro (…) La transición hacia un modelo de desarrollo más integral e integrador, basado en la solidaridad y la responsabilidad. Una transición que también debe tener muy en cuenta los efectos que tendrá en el mundo laboral».

DIÁLOGO Y PARTICIPACIÓN

Este editorial está abierto a tu valoración. Lo puedes comentar aquí y compartir en las redes sociales. También en la página de la HOAC en Facebook y/o en la cuenta de Twitter. Utilizamos la etiqueta #InsuficienteCOP26. También puedes hacer llegar tu opinión al correo electrónico participacion@noticiasobreras.es

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?