«Un árbol que cae hace más ruido que un bosque creciendo»

«Un árbol que cae hace más ruido que un bosque creciendo»
Durante el confinamiento me llego esta frase que desde entonces me acompaña, me inspira y que me gusta compartir.

No sé de dónde procede este proverbio, hay quien lo atribuye a Lao Tse. En cualquier caso, lo acojo como una invitación a reconocer lo decisivo de la contemplación en nuestro tiempo de manera que podamos adentrarnos en sus procesos más profundos.

No sé que árbol se está cayendo ni qué bosque está creciendo, pero sí procuro permanecer a la escucha y atento a la mirada de lo que está pasando en el bosque de lo humano.

Siento como importante y necesario el que nos abramos a poder mirar y escuchar desde el corazón la música callada de ese bosque que está creciendo, para que no nos quedemos solo con el chasquido, con el ruido, en el estrépito del árbol que cae, con el número de muertos de cada día, con el sufrimiento, la crisis, la violencia, con todo lo que está pasando y está por venir, sino que podamos ser capaces de ver más allá de todo eso.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  Levantaos, se acerca vuestra liberación
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?