Zumosol amarga las fiestas a sus trabajadores de Palma del Río

Zumosol amarga las fiestas a sus trabajadores de Palma del Río
Sin sueldo, sin paro y sin futuro. Así han pasado estas fiestas los trabajadores de la fábrica de Zumosol en Palma del Río (Córdoba), acampados a las puertas de una planta de la que nadie quiere responsabilizarse. Una delegación de trabajadoras y trabajadores cristianos de la HOAC diocesana se hizo presente en el campamento para expresar su solidaridad y ofrecer su colaboración.

“Todos se hacen los tontos, pero a los que de verdad han engañado ha sido a los trabajadores”. Así resume Fernando Trujillo, representante de la plantilla, la situación que les mantiene encerrados a las puertas de la fábrica de Zumosol.

La corporación turca Toksöz, que a través de la firma Zumos Palma controlaba las instalaciones de esta localidad de la vega del Guadalquivir, vendió a la empresa Cegeplas su fábrica andaluza, pero ambas partes dieron por roto el acuerdo entre acusaciones mutuas y querellas criminales cruzadas.

Según los registros en la Seguridad Social, el pasado 10 de noviembre, a punto de finalizar un ERTE de seis meses, dejaron de pertenecer a Zumos Palma para cotizar bajo la responsabilidad de Cegeplas. Pero unos días después, esta empresa daba por roto el acuerdo de compra, al entender que la empresa vendedora no había cumplido los términos pactados y daba de baja en la Seguridad Social a toda la plantilla, con efectos retroactivos.

El resultado ha sido que las personas trabajadoras quedaron en tierra de nadie, en medio de una transacción comercial, sin indemnización alguna, sin poder cobrar el paro y con seis meses de sueldo sin cobrar. Ante esta situación, organizaron un encierro en la fábrica para denunciar su situación que comenzó el 20 de diciembre, a las puertas de la Navidad.

Las familias han vivido con angustia estas fiestas, como es lógico, mitigada solo en parte gracias a las donaciones de alimentos y leña de los vecinos y vecinas de la zona y de instituciones como la parroquia del pueblo.

“Hemos tenido que tirar de ahorros, préstamos y donaciones para pasar estos días”, explica Trujillo, miembro del sindicato CCOO, quien añade que muchas familias se han tenido que dividir para compaginar las fiestas con la protesta en la fábrica.

También puedes leer —  La propuesta del Gobierno sobre la "mochila austriaca" complica la negociación de la reforma laboral

Con una antigüedad media en la empresa de unos 20 años, la plantilla solo quiere que se cumpla la ley: “cobrar lo que nos deben, salarios e indemnizaciones por despido incluidas, y si no nos despiden, que nos readmitan”.

Contra el desmantelamiento

Al menos, han conseguido, tras la visita de la Inspección de Trabajo para certificar la inactividad de la planta, empezar a cobrar el desempleo. A pesar de ello, mantienen el encierro, entre otras cosas, para que no se desmantelen las instalaciones y para evitar la fuga de los productos químicos que permanecen almacenados.

Las mediaciones previas a la apertura del proceso legal entre las empresas y los trabajadores han sido un fracaso, por lo que es de esperar que todavía tengan que pasar bastante tiempo hasta depurar las responsabilidades.

Trujillo sospecha que en realidad lo que el grupo turco pretende es cerrar esta fábrica para seguir explotando con mayores márgenes la marca Zumosol, que en su día fue adquirida por la empresa Pascual, a través de la planta que sí conserva en Castellón o cualquier otra que esté dispuesta a estampar su sello en los envases, por lo que Cegeplas estaría actuando como simple intermediario para proceder a su liquidación.

Los trabajadores planean llevar sus reivindicaciones a la capital andaluza e incluso a la sede que la empresa turca tiene en Madrid. Si se cierra definitivamente la fábrica, la comarca andaluza habrá perdido un gran activo para la agricultura, en particular para el sector de la naranja. “Si la producción de zumo no es rentable aquí, con todo a favor, no sé dónde lo puede ser”, opina Trujillo.

Una delegación de trabajadoras y trabajadores cristianos de la HOAC de Córdoba se hizo presente en el campamento que mantienen los trabajadores para expresar su solidaridad y ofrecer su colaboración para que su lucha pueda llegar a buen puerto.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?