Los sindicatos se oponen al cambio de postura del Gobierno de España sobre el Sáhara Occidental

Los sindicatos se oponen al cambio de postura del Gobierno de España sobre el Sáhara Occidental
Los sindicatos españoles han apoyado históricamente las reivindicaciones del pueblo saharaui. Mantienen fuertes vínculos con el sindicato de la República Saharaui UGTSARIO

La comisión ejecutiva de CCOO, en una una resolución, critica la nueva postura en política exterior del Gobierno, de la que opinan que contraviene las principales resoluciones sobre el Sáhara Occidental de Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea, la Corte Internacional de Justicia y la Corte Europea de Justicia.

Este sindicato ha perseverado en su condena a los ataques de las autoridades marroquíes a los intereses saharauis y al pueblo saharaui, la violencia ejercida contra la población saharaui en los territorios ocupados por Marruecos y muy especialmente contra las mujeres, y las condiciones infrahumanas de vida de la población saharaui en los campamentos de Tindouf, por lo que ha manifestado su “estupor por esta noticia” y su honda preocupación “por el impacto que esta decisión pueda tener en la vida de los hombres y mujeres saharauis”. Igualmente recuerda que el derecho internacional no reconoce ninguna soberanía o jurisdicción marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental, ni considera a Marruecos como la Potencia Administradora del territorio.

CCOO exige al Gobierno de España que reconsidere su postura y le requiere a que facilite las vías para una solución negociada del conflicto dentro de la legalidad internacional, “y que respete las decisiones y negociaciones del legítimo representante del pueblo saharaui, el Frente Polisario, con el fin de llegar a una solución justa y definitiva a este último caso de descolonización en África”.

Desde UGT se han querido insistir en que la solución al conflicto del Sáhara Occidental pasa por la ONU. “Es necesario encontrar, en el marco de las Naciones Unidas, una solución a este conflicto, y sobre todo a la situación que viven los saharauis fuera de su país”, explica UGT, al tiempo que recuerda al Gobierno los compromisos que, como Reino de España, tiene adquiridos internacionalmente en el concierto de las Naciones Unidas y la comunidad internacional, que deben desembocar en un referéndum donde el Pueblo Saharaui decida su futuro”. En su opinión, cualquier posición diferente del Gobierno de España en este asunto tan sensible de la política exterior, debe llegar “después de un debate interno y un necesario consenso nacional, en una cuestión que genera tantos sentimientos en la sociedad española”.

También USO, en coherencia con su pleno respaldo a las legítimas reivindicaciones del pueblo saharaui, ha criticado el giro en política exterior, ya que contraviene la legalidad internacional. “Con esta nueva posición se situaría en una flagrante violación del derecho internacional, la actuación del presidente del Gobierno y del ministro de Asuntos Exteriores constituyen un dislate absoluto”.

El sindicato anuncia que confrontará este cambio en la acción exterior española, y reclama al Gobierno de España que corrija el giro de su política hacia Marruecos. “Reclamamos que se retire de inmediato cualquier reconocimiento a la propuesta de creación de una autonomía marroquí en el Sáhara Occidental- que supondría la entrega formal del territorio del Sáhara Occidental a Marruecos-, y reactive de manera intensa sus esfuerzos diplomáticos de conversaciones con la RASD y el Frente Polisario para la celebración del referéndum de autodeterminación en libertad y con garantías democráticas en aquél territorio”, añaden.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?