La JOC se moviliza contra el odio y a favor del encuentro en su acto final de campaña

La JOC se moviliza contra el odio y a favor del encuentro en su acto final de campaña
Más de 300 personas jóvenes de diferentes diócesis se preparan para acudir el próximo 2 de marzo a Madrid, al colegio Salesianos de Carabanchel, para celebrar, con la presencia del cardenal de Madrid, José Cobo, el acto de clausura de la campaña de la Juventud Obrera Cristiana (JOC) a favor de la cultura del encuentro para erradicar los mensajes de odio.

Con esta jornada, la JOC concluye su campaña estatal “¿Quedamos? Mensajes que separan, Encuentros que construyen”, en la que cientos de militantes y jóvenes simpatizantes han abordado los mensajes de odio y han tratado de plantear respuestas, con acciones locales en sus lugares de residencia Carabanchel acogerá a jóvenes militantes y simpatizantes venidos de Alicante, Valencia, Zaragoza, Huesca, Bilbao, Burgos, Sevilla, Granada, Córdoba, Gran Canaria y de la propia Comunidad de Madrid.

El acto público comenzará las 11:00 h en el salón de actos del Colegio Salesianos Carabanchel con la presentación que resume el recorrido de la campaña que ha llevado este movimiento de jóvenes trabajadores de Acción Católica, con el acompañamiento de representantes de entidades sociales, juveniles y eclesiales cómo Jóvenes de CCOO, USO, de los Consejos de la Juventud estatal y regional, de los movimientos de Acción Católica, como la propia HOAC, y el colectivo Crismhom, además de la presencia del cardenal José Cobo. Posteriormente, jóvenes militantes provenientes de las diversas diócesis desarrollarán las actividades, juegos y dinámicas con las que que pretenden acercar la campaña a los participantes en el acto.

Ya por la tarde, está prevista una marcha que recorrerá algunos sitios significativos del barrio para difundir las conclusiones a la sociedad y dar visibilidad a las historias de lucha del sur de Madrid. Algunos sitios por los que pasarán los jóvenes son el parque de las Cruces, la Colonia Azcoitia, el solar de la antigua Cárcel de Carabanchel o el CIE de Aluche. El recorrido terminará en el intercambiador de Aluche donde se leerá el manifiesto final de campaña, para más tarde concluir el encuentro con una fiesta con música en directo de nuevo en el centro educativo.

Odio contra las minorías

Entre las conclusiones alcanzadas tras el proceso de análisis y reflexión emprendido desde 2022, la JOC destaca que “los mensajes de odio hacen mella en la vida de las personas que los sufren, llegando a general condiciones problemas psicológicos, aislamiento y exclusión”. De hecho, advierte, “no es de sorprender que los perfiles de gente que sufren mensajes de odio también padecen marginación cuando son minorías sociales”.

También puedes leer —  Trabajadores cristianos de Canarias piden al Gobierno mejoras sociolaborales y rebajar la crispación

Estos discursos, que se nutren de la “desinformación” y prejuicios “simplistas”, a veces, lanzados por figuras relevantes, se transmiten rápidamente por las redes sociales, en el actual contexto de “multicrisis”, donde “la polarización y el miedo al conflicto es combustible de estos mensajes excluyentes”.

El resultado de este fenómeno está siendo “un mayor individualismo, imposibilitando el acercamiento y la comprensión de otras realidades “lejanas” de la propia percepción del mundo”, lo que “desestructura y divide especialmente al mundo obrero, desviando la culpabilización de las crisis económicas y sociales de sus auténticos responsables”.

Vida digna y paz social

Sin embargo, la JOC, como movimiento de jóvenes obreros, ante esta situación, llama a pasar a la acción tratando de “implicar en este cambio a las instituciones y gobiernos y a la sociedad en su conjunto”.

Entiende la organización de jóvenes, que “es necesaria la búsqueda de los cambios y políticas necesarias para superar las crisis y los conflictos que asolan a las personas más vulnerables”, lo que supone “apostar por el bien común es una vía indirecta, pero firme que podría asegurar unas socioeconómicas dignas y la paz social”.

Además, llama a “una mayor participación en comunidades y espacios de encuentro, siendo priorizadas aquellas luchas colectivas frente a las soluciones individuales para cada uno”; y entiende que “a pesar de la dificultad, es necesario neutralizar a propagadores de bulos que son manifiestamente dañinos”; así como “acotar el descontrol en las grandes compañías tecnológicas permiten, e incluso favorecen en sus redes la viralidad de los discursos de división social”.

Igualmente, reclama “establecer y promover espacios de encuentro donde el diálogo, la escucha y el respeto mutuo ocupen un lugar central”, explicitando que “encuentro” no debe quedarse en “una palabra bonita”, sino un modo de “percibir de forma tangible aquellas realidades sociales especialmente marginadas, deliberadamente olvidadas, más allá de nuestros afines”.

Por último, como comunidad cristiana, la JOC se propone “ser ejemplo de encuentro, acompañamiento, respuesta colectiva y cercanía frente al individualismo”, en coherencia con la mirada caritativa y fraterna que propone el Papa Francisco, y su invitación a la amistad social en su encíclica Fratelli tutti.

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?