Es la hora del laicado en la vida pública y eclesial

Es la hora del laicado en la vida pública y eclesial
Los obispos destacan la misión del laicado que vive su vocación encarnado en el mundo, “en los ámbitos de la familia, del trabajo, de la educación, del cuidado de la casa común y, de una manera particular, en la vida pública”

Este domingo 19 de mayo, la Iglesia española celebra el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar. Para esta conmemoración, los obispos de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida, han escrito un mensaje titulado Laicos por vocación, llamados a la misión en el que enfatizan la importancia de la misión evangelizadora.

Los obispos subrayan que el laicado comparte una vocación especial “que no es iniciativa nuestra, sino de Dios, que la sostiene y permitirá que perdure por los siglos de los siglos” y destacan que el pueblo de Dios es corresponsable en la vida y misión de la Iglesia.

“A nadie han bautizado cura, ni obispo. Nos han bautizado laicos y es el signo indeleble que nunca nadie podrá eliminar”, recuerdan, citando al papa Francisco.

Esta insistencia a la corresponsabilidad compartida –característica fundamental de la sinodalidad– y a evitar el clericalismo es relevante en un tiempo –en referencia al encuentro sobre el primer anuncio y el congreso sobre las vocaciones– donde se busca revitalizar la participación laical en todos los ámbitos de la vida eclesial y social.

Encarnados en el mundo

En esa corresponsabilidad compartida de todo el pueblo de Dios, los obispos subrayan que el laicado tienen “una doble misión”.

De un lado, vivir su vocación cristiana “encarnado en el mundo, es decir, en los ámbitos de la familia, del trabajo, de la educación, del cuidado de la casa común y, de una manera particular, en la vida pública”.

En este sentido, vuelven a citar al papa Francisco: “Es la hora de ustedes, de hombres y mujeres comprometidos en el mundo de la cultura, de la política, de la industria […]. Los animo a que vivan su propia vocación inmersos en el mundo, escuchando, con Dios y con la Iglesia, los latidos de sus contemporáneos, del pueblo”.

Y, por otra parte, la misión que se desarrolla “en el interior de la vida de la Iglesia, animando la liturgia, como catequistas, formadores, delegados diocesanos, ocupándose de las cuestiones económicas… Ahora bien, en este sentido hay que evitar caer en la tentación de la clericalización –advierten– de los laicos”.

También puedes leer —  ¡A por otros 75 años de ser y estar en la escuela! #JEC75

Campaña de la Acción Católica especializada

Para la celebración de esta jornada, la Iglesia ha organizado una Eucaristía en Valladolid, que será presidida por el arzobispo de la diócesis y presidente de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello. Esta misa se retransmite, en directo, en la 2 de TVE a las 10:30 h. y participan los movimientos de las dos ramas de la Acción Católica Española, la general y la especializada.

Con el objetivo de impulsar esa vocación cristiana en el mundo que refleja el mensaje de los obispos, la Acción Católica especializada, integrada por los movimientos la FRATER, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), la Juventud Obrera Cristiana (JOC), la Juventud Estudiante Católica (JEC), el Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos (MJRC), Profesionales Cristianos (PX) y el Movimiento Rural Cristiano (MRC), han puesto en marcha una campaña sensibilización y de información en las parroquias y grupos eclesiales.

Los movimientos se han dirigido, mediante carta a los consejos diocesanos, para fortalecer “los espacio de comunicación, diálogo y colaboración” entre los movimientos y tomar conciencia “de lo que necesitamos avanzar en común, cómo ir construyendo la Acción Católica Española en estos próximos años”.

Además han elaborado un material específico para difundir la misión de la Iglesia que está en los ambientes, sus movimientos, la aportación que realiza a la sociedad y el compromiso vocacional de sus militantes por acompañar la vida de las personas y para construir de una sociedad con mayor cotas de bien común y justicia social.

 

One thought on “Es la hora del laicado en la vida pública y eclesial

Comments are closed.

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?