El obispo de la pastoral del trabajo propone “una mayor participación de los trabajadores en la empresa”

El obispo de la pastoral del trabajo propone “una mayor participación de los trabajadores en la empresa”
FOTO | Benis Arapovic, vía vecteezy
“Un reto para el mundo del trabajo, tanto para los empleadores como para los empleados, es la de establecer cauces de diálogo que faciliten una mayor participación de los trabajadores en la empresa, algo que ya se está haciendo en algunas de ellas”, plantea el obispo de la pastoral del trabajo, Abilio Martínez.

El prelado apuesta por una mayor democratización del mundo del trabajo, estableciendo para ello cauces de diálogo que posibiliten la participación de los trabajadores y las trabajadoras en las empresas, según manifiesta en una entrevista publicada en Religión Digital con motivo del Primero de Mayo.

Para reforzar este criterio, Martínez recuerda que el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia ya lo propone al indicar que “la relación entre trabajo y capital se realiza también mediante la participación de los trabajadores en la propiedad, en su gestión y en sus frutos” (281).

En este mismo sentido, el también obispo de Osma-Soria cita al papa Benedicto XVI que en su encíclica Caritas in veritate (CV) afirmar que “la gestión de la empresa no puede tener en cuenta únicamente el interés de sus propietarios, sino el de todos los sujetos que contribuyen a la vida de la empresa: trabajadores, clientes, proveedores de los diversos de producción y la comunidad de referencia” (CV 40).

Tema de la agenda política

La democratización de la estructura empresarial del país, de modo que los trabajadores tengan representación en los consejos de administración de las empresas y puedan ser partícipes en las decisiones, es uno de los temas de la agenda política del Gobierno.

En concreto, es uno de los compromisos de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Socia, Yolanda Díaz, para la legislatura y en el marco del diálogo social, junto con la creación de empleo, mejorar la protección social por desempleo, la reducción de la jornada laboral, “disuadir” el despido, regular la inteligencia artificial o atender la siniestralidad laboral.

En la presentación de las principales líneas de actuación del Ministerio, Díaz defendió abordar el cambio de organización empresarial en las empresas medianas y en las grandes, al considerar que no solo es una cuestión de calidad democrática, sino también de eficiencia empresarial y de la mejora de la productividad. “Nadie mejor que un trabajador o una trabajadora para defender a sus empresas”, dijo en la Comisión de Trabajo del Congreso.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?