La otra cara de la Pascua: Ascensión y Pentecostés

La otra cara de la Pascua: Ascensión y Pentecostés
Foto | Jametlene Reskp (unsplash)
Culminada la obra pascual (Muerte y Resurrección), Jesús sube al cielo, «a la derecha» (Ascensión), y empieza a estar presente de un modo más hondo en la tierra donde el Espíritu Santo (Pentecostés) abre la vía histórica de la redención-liberación.

El mes de mayo, tradicionalmente «mes de María», a través de la Asunción y Pentecostés, cierra el tiempo de Pascua, con un mensaje fundamental: creer en Jesús Resucitado que está unido al Padre y esperar la unión total con Cristo por «bautismo en el Espíritu», para ser configurados como hijas e hijos de Dios. Sin este movimiento es imposible dar el testimonio que se nos pide dar en el mundo obrero.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  Vivir la trinidad en la solidaridad
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?