Las organizaciones cristianas de trabajadoras y trabajadores se han movilizado en defensa del trabajo decente

Las organizaciones cristianas de trabajadoras y trabajadores se han movilizado en defensa del trabajo decente
Las diferentes organizaciones diocesanas de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) han protagonizado cerca de medio centenar de convocatorias en torno al Primero de Mayo.

Las celebraciones eucarísticas dedicada a san José Obrero, en memoria de los trabajadores fallecidos o en defensa del trabajo decente han sido dominantes entre las acciones de este movimiento de trabajadoras y trabajadores cristianos.

El propio presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, presidió la Eucaristía celebrada en la parroquia Santa Teresa de Jesús y animada por la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente.

También los obispos de Toledo, Francisco del Cerro; de Córdoba, Demetrio Fernández; de Almería, Antonio Gómez Cantero; de Granada, José María Gil Tamayo; y el auxiliar de Madrid, Jesús Vidal, participaron en las celebraciones religiosas de estos días, en algunos casos, animadas por la pastoral obrera, la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente o la HOAC.

Cuidar el trabajo, cuidar la vida

En algunas diócesis, las acciones en torno a esta fechas emblemática para el mundo obrero del 1º de Mayo ha servido para estrenar la campaña, “Cuidar el trabajo, cuidar la vida”, con el fin de aumentar la sensibilidad hacia los trabajos de cuidado y la necesidad de garantizar condiciones de trabajo que hagan posible el cuidado de la persona, de la comunidad y del planeta.

La militancia de las organizaciones cristianas del mundo laboral, en muchos casos, se unieron a las diferentes manifestaciones sindicales que se han convocado por todo el Estado, en ocasiones, portando sus propios lemas. En varias diócesis, además, el Día Internacional del Trabajo, concluyó con comidas y cenas de confraternización.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?