Pocos avances en el diálogo social sobre la reducción del tiempo de trabajo

Pocos avances en el diálogo social sobre la reducción del tiempo de trabajo
Reunión de la Comisión tripartita del Acuerdo Social en Defensa del Empleo celebrada hoy.
La reducción de la jornada laboral, compromiso de este Gobierno y reivindicación sindical, no termina de sustanciarse, a tenor del resultado de la última reunión, en la que participó la patronal, del diálogo social celebrada ayer.

Los sindicatos anunciaron que seguirán negociando con los empresarios en paralelo al desarrollo del diálogo tripartito amparado por el Gobierno al que urgieron a concretar sus planes en esta materia.

Patronal y sindicatos habían reclamado al Gobierno espacio para intentar acordar, por su parte, la reducción de las jornadas laborales, en línea con las negociaciones de los convenios colectivos, sin menoscabo de que el Ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz avance una propuesta legislativa.

El Ministerio aceptó la metodología de esta negociación, dado que, con un acuerdo previo entre los agentes sociales el Gobierno, contaría con un gran respaldo para sacar adelante su propuesta legislativa.

Sin embargo, han pasado siete meses desde que el Ejecutivo anunciara su intención de modificar el tiempo máximo de trabajo establecido en el Estatuto de los Trabajadores y tres reuniones de la mesa del diálogo social, contando la celebra ayer.

El secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, se había inclinado por establecer un cómputo horario anual, así como por obligar a las empresas de más de 50 trabajadores a utilizar el registro digital del control horario accesible en remoto par la Inspección de Trabajo.

En la reunión de ayer, el Gobierno y sindicatos acercaron posturas sobre la reformulación del registro horario para que contabilizar las horas reales de trabajo. “Es necesario articular un registro horario que sea digital, accesible y controlable, además de reforzar las sanciones actualmente nada disuasorias ante el incumplimiento de muchas empresas”, expresó UGT, según recoge Europa Press.

También puedes leer —  El derecho al tiempo, a debate

Esta medida servirá para incentivar que la jornada laboral semanal efectiva sea de 38,5 horas al menos en aquellas empresas y sectores con convenios colectivos con menos de 40 horas de trabajo a la semana ya pactadas.

Pérez Rey propuso un nuevo marco sancionador en esta matera para que el registro horario sea “eficaz y suficientemente disuasorio” de las conductas que ponen en peligro el cumplimiento íntegro de las normas de jornada.

El Ministerio de Trabajo, no obstante, una vez cerrada la reforma de la protección asistencial del desempleo, quiere zanjar la reducción de los tiempos de trabajo cuanto antes, aunque la campaña electoral y el clima político no parecen favorecer el diálogo social.

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?