Una primera comunión atípica

Una primera comunión atípica
Los pasados 24-25 de febrero, en la Casa de Espiritualidad Rovirosa-Malagón en Sanlúcar de Barrameda, tuvo lugar la celebración del cursillo de Sacramentos de la HOAC organizado por la diócesis de Sevilla y preparado y dirigido por nuestro querido Pepe Mairena.

Asistimos una treintena, entre militantes, familia y simpatizantes. Entre todos ellos estuvimos Isabel y yo, junto con nuestro hijo menor Manuel, de 15 años. Manuel, a pesar de su edad, participó el sábado por la tarde en las sesiones referidas a los sacramentos de iniciación, Bautismo, Confirmación y Eucaristía. Lo excepcional de la asistencia de Manuel a una parte de este cursillo se debe a su historia con la Iglesia y su relación con Jesucristo.

Manuel fue bautizado a los pocos meses de nacer en la parroquia de San Pío X, en el Barrio de las Letanías del Polígono Sur, en Sevilla, parroquia en la que participa un nutrido grupo de militantes de la HOAC de Sevilla y en la que su madre y sus abuelos maternos estuvieron implicados muchos años. En esa parroquia también ha desarrollado su ministerio sacerdotal durante muchos años Pepe Mairena, compartido con su dedicación hoacista.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

TÚ CUENTAS

Manda tu historia o danos una pista: redaccion@noticiasobreras.es
WhatsApp: 629 862 283

 

También puedes leer —  Trabajadores cristianos ven positiva la reforma laboral, a pesar de que hay materias "manifiestamente mejorables"
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?