Concluye la campaña diocesana “Por un trabajo que construya dignidad” de la archidiócesis de Burgos

Concluye la campaña diocesana “Por un trabajo que construya dignidad” de la archidiócesis de Burgos
El trabajo es un eje central en la vida de las personas, y que todos, también la Iglesia, ha de procurar que cuide de las trabajadoras y los trabajadores, se realice en condiciones decentes y esté al servicio del bien común.

Durante el curso 2023-2024, la archidiócesis de Burgos ha desarrollado la campaña de formación y sensibilización “Por un trabajo que construya dignidad. Iglesia comprometida por un trabajo digno“. Así se concretó al realizar el Plan Pastoral 2023-2027, recogiendo una de las propuestas aprobada en 2022 en la Asamblea Diocesana.

La campaña ha permitido concretar materiales diversos actos de sensibilización, formación, celebración, encuentro entre la Iglesia, los sindicatos y los empresarios; también con políticos; la jornadas de pastoral del trabajo y un curso en la Facultad de Teología.

Mural, conclusiones y recital

El acto final de campaña tuvo lugar este viernes, 14 de junio, en el colegio Santa María la Nueva y San José Artesano, en el barrio de La Inmaculada. El programa de clausura ha consistido en la realización de un mural en uno de los muros exteriores de la tapia del colegio, en la avenida de Castilla y León, con un dibujo y el lema de la campaña.

Posteriormente, en el salón de actos del colegio Santa María la Nueva, ha tenido lugar el acto de presentación de las conclusiones, junto con un video recopilatorio de toda la campaña, entremezclado con un recital poético y musical. Y finalmente, se ha compartido una merienda en el patio del colegio, para celebrar en fraternidad lo vivido y trabajado a lo largo del curso.

En las conclusiones de la campaña se destacan 14 propuestas para la Iglesia y la sociedad:

  1. Visibilizar los ejemplos positivos de buenas prácticas laborales.
  2. Incidir en el derecho a la conciliación y a la desconexión.
  3. Formar a los jóvenes para que conozcan sus derechos y deberes laborales, desde los centros de enseñanza, las catequesis y la pastoral.
  4. Dar a conocer las opciones de consumo relacionadas con el trabajo decente. Si detrás de un producto hay explotación laboral, sin importar el país donde se haya fabricado, también somos responsables al comprarlo.
  5. Denunciar las condiciones laborales que se ofrecen en los sectores donde son más habituales las malas prácticas, apoyándose en las instancias públicas que velan por el cumplimiento de las leyes.
  6. Acompañar en los conflictos laborales y en los accidentes profesionales.
  7. Exigir el cumplimiento de los derechos laborales de las personas privadas de libertad. Que los centros penitenciarios no sean un lugar de excepción.
  8. Reforzar los servicios presenciales en la banca y en la Administración Pública.
  9. Difundir la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente a nivel diocesano y en los organismos implicados, pero también en las parroquias.
  10. Analizar y superar las resistencias que provoca incluir contenidos de la Doctrina Social de la Iglesia en la formación.
  11. Fomentar una espiritualidad cercana y que acompañe.
  12. Mejorar el diálogo con los agentes sociales y representantes públicos, pero sin dejarse utilizar por ellos.
  13. Cuidar y valorar a quienes dentro de la Iglesia dedican su vida a los más vulnerables.
  14. Mirar hacia dentro y dar ejemplo en las relaciones laborales de organismos y empresas dependientes de la Iglesia.
También puedes leer —  "La realidad nos interpela", espacio de reflexión y diálogo convocado por la pastoral obrera de Zaragoza

Para la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de la diócesis, el conjunto de convocatorias de la campaña “han sido muy importantes y participativos” y los materiales desarrollados para parroquias y grupos “todavía tienen que tener un mayor recorrido”, afirma José Andrés Pérez García, presidente diocesano de este movimiento de trabajadoras y trabajadores cristianos.

En general, ha habido un “trabajo sinérgico en la coordinadora de la campaña entre la Vicaría de Pastoral, el departamento de formación sociopolítica, la delegación para la pastoral del trabajo y la propia HOAC”, indica Pérez García.

“Ha sido un año intenso, con luces y sombras, donde hemos podido explorar este aspecto de la campaña diocesana. También ha sido la primera campaña y marcará el paso para las siguientes. Se podrá aprender de las debilidades y potenciar aquellos elementos positivos, también con posibilidad de mejorar la presencia en los medios de comunicación de la diócesis”, concluye el presidente diocesano

 

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?