El acuerdo que cuida a las personas LGTBI en el mundo del trabajo

El acuerdo que cuida a las personas LGTBI en el mundo del trabajo
El acuerdo, fruto del diálogo social entre gobierno, sindicatos y empresarios, regula, por primera vez, medidas para cuidar a las personas LGTBI en el mundo del trabajo.

Según el texto al que ha tenido acceso Noticias Obreras, el acuerdo tendrá un desarrollo normativo establecido en un Real Decreto de 3 capítulos, 9 artículos, 4 disposiciones y dos anexos.

En el articulado se establecen el objetivo, ámbito de aplicación, cuantificación de trabajadores, el procedimiento para la implementación de medidas, el contenidos de estas, su vigencia y seguimiento. Contempla medidas preventivas planificadas en áreas como igualdad de trato, acceso al empleo, promoción profesional y formación; así como el protocolo de actuación para la atención del acoso y la violencia contra las personas LGTBI+. Todo este desarrollo compondrán el marco integral, pionero en la Unión Europea, para la implementación de políticas de igualdad y no discriminación que va a cuidar a las personas de este colectivo en el mundo del trabajo.

Este Real Decreto que aprobará el Gobierno es de carácter obligatorio para las empresas de más de cincuenta personas trabajadoras, voluntario para las de menor plantilla, que tendrán que planificar un conjunto de medidas y recursos que permitan alcanzar la igualdad real y efectiva de las personas trabajadoras LGTBI+.

Entre las medidas, que serán pactadas a través de la negociación colectiva –el espacio bipartito que adquiere las mayores competencias– y acordadas con la representación legal de las personas trabajadoras, figurarán las siguientes materias:

Los convenios o acuerdos de empresa deberán recoger en su articulado cláusulas de igualdad de trato y no discriminación que contribuyan a crear un contexto favorable a la diversidad y a avanzar en la erradicación de la discriminación de las personas trabajadoras LGTBI.

Las empresas también deberán incluir en sus convenios medidas para erradicar estereotipos en el acceso al empleo de las personas LGTBI, en especial, a través de un proceso de selección adecuado.

Las empresas igualmente deberán integrar en sus planes de formación módulos específicos sobre los derechos de las personas trabajadoras LGTBI, que incidan en la igualdad de trato y oportunidades y la no discriminación.

Los convenios o acuerdos colectivos deberán atender a la realidad de las familias diversas, cónyuges y parejas de hecho LGTBI, garantizando el acceso a los permisos, beneficios sociales y derechos sin ningún tipo de discriminación.

En el régimen disciplinario que se regule en los convenios colectivos, se integrarán infracciones y sanciones por comportamientos que atenten contra la libertad sexual, la orientación e identidad sexual y la expresión de género de las personas trabajadoras.

Todas las empresas de más de cincuenta personas trabajadoras deberán contar con un protocolo de actuación para la atención del acoso y la violencia contra las personas LGTBI que contendrá una declaración de principios con un compromiso explícito y firme de tolerancia cero y con respeto a los principios de protección de la intimidad, confidencialidad, protección y restitución, entre otros, además de prohibir represalias.

Proceso intenso de diálogo social

El acuerdo, el primero que se alcanza desde hace un año en el marco del diálogo social entre gobierno, sindicatos y empresarios, se firmó este miércoles en el acto Derechos. Orgullo. Espacios de trabajo seguros.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente; la presidenta de la Comisión de Igualdad y Diversidad de CEOE, Val Díez Rodrigálvarez; y el responsable de Formación y Prevención de Riesgos Laborales de CEPYME, Miguel Canales, firmaron en la sede de Trabajo el texto del Acuerdo para la implementación de medidas para la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI en las empresas, que desarrolla el artículo 15 de la Ley 4/2023, para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de las personas LGTBI.

El acto contó con la participación de colectivos LGTBI y personas trabajadoras que han relatado algunas de sus experiencias en el ámbito laboral. Sin embargo, los grandes ausentes fueron los presidentes patronales, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, que de esta forma han mostrado su malestar con la vicepresidenta segunda del Gobierno a propósito de cómo se está desarrollando, en su opinión, el proceso de negociación para la reducción de la jornada laboral.

Una posición incongruente teniendo en cuenta la importancia del acuerdo del que son parte y en el que se reconocen haber tenido “un proceso intenso de diálogo social basado en el respeto, la lealtad institucional y el reconocimiento de que existe un interés común” por regular, por primera vez en nuestro país y en el resto de Europa, medidas para la igualdad y la no discriminación LGTBI en el ámbito laboral. Y es además una posición poco respetuosa hacia los colectivos que han acompañado la puesta en escena de este acuerdo.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?