FACUA denuncia el “maquillaje” en la eliminación del IVA del aceite de oliva

FACUA denuncia el “maquillaje” en la eliminación del IVA del aceite de oliva
FOTO | Sergio Barrenechea, vía EFE
El Gobierno ha incluido el aceite de oliva dentro de los productos de primera necesidad sobre los que se aplica el 0% de IVA, con el objetivo de bajar su precio actual. Esta rebaja del impuesto entará en vigor el 1 de julio, pero las organizaciones de consumidores dudan de su eficacia.

“La nueva rebaja fiscal solo servirá para fomentar nuevas subidas de precios en el sector o para inflar artificialmente las ínfimas bajadas que están produciendo en algunas marcas”, ha comentado el secretario general de FACUA, Rubén Sánchez.

Su organización lamenta que el Gobierno “maquille su inacción” ante lo que considera que son subidas ilegales de los márgenes de precios. En año y medio el aceite de oliva virgen se han encarecido el triple en los puntos de venta.

Mientras que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación recoge una subida del precio de origen del litro de aceite virgen extra del 2,45 euros por litro más (de 4,91 euros a principios del año 2023 a 7,36 euros por litro), los supermecados, con la información de FACUA, están vendiendo a sus clientes una botalla de litro a 13,61 euros, frente a los 6,91 euros de enero de 2023,  6,71 euros más.

En noviembre del año pasado, la asociación también denunció a ocho cadenas de supermercados ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por aplicar precios idénticos en sus marcas blancas de aceite de oliva. Hasta la fecha, no ha recibido ninguna respuesta.

El Ministerio de Agricultura “no ha hecho absolutamente nada contra quienes vienen inflando fraudulentamente sus beneficios”, señala FACUA, que también tiene críticas para el de Consumo, que sigue sin hacer público el resultado de su requerimiento a los supermercados sobre los aumentos que aplican a los alimentos, ni ha abierto ningún expediente sancionador al respecto.

La rebaja del IVA de los alimentos básicos, desde enero de 2023, prohibe aumentar los precios de estes productos, salvo por la subida de sus costes, pero las orgnaizaciones de consumidores vienen denunciado que numerosas empresas incumplen reiteradamente la medida.

También puedes leer —  Reclaman que el bono social energético llegue realmente a las familias vulnerables

Según el último estudio de la asociación, realizado a comienzos de este mes de junio, la botella de un litro de aceite de oliva virgen extra se ha encarecido de media un 75,4% en los últimos doce meses. Algunas marcas, en determinados supermercados, han alcanzado incrementos de precios de hasta un 165,3% en este periodo. Es el caso del aceite de oliva virgen extra Coosur variedad Hojiblanca y del virgen extra marca Hojiblanca en Eroski, que ha pasado de 5,99 euros en junio de 2023 a 15,89 euros en junio de 2024.

La evolución de los precios del aceite de oliva entre comienzos de mayo y de junio de este año ha representado de media una ínfima bajada, del 1,5%. De los 75 precios de distintas marcas, envases y variedades registrados por FACUA, 41 siguen siendo idénticos al mes anterior, 21 han bajado y 13 han subido. Es decir, menos de una de cada tres precios han experimentado bajadas en el último mes.

Tanto el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 como las autoridades de protección al consumidor autonómicas tienen competencias sancionadoras ante estas prácticas. Se las otorga el artículo 47 del real decreto legislativo por el que se aprueba el texto refundido de la ley general para la defensa de los consumidores.

En este punto de la norma se definen las “infracciones en materia de defensa de los consumidores”. Y en la letra f de su apartado 1 indica que lo son “el incumplimiento de las normas reguladoras de precios (…) o cualquier otro tipo de intervención o actuación ilícita que suponga un incremento de los precios o márgenes comerciales”.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?