Jesús Gallego, representante de los trabajadores españoles en la OIT, describe “un escenario más cercano al infierno” en Palestina

Jesús Gallego, representante de los trabajadores españoles en la OIT, describe “un escenario más cercano al infierno” en Palestina
El representante de los trabajadores españoles, Jesús Gallego, ha denunciado la crítica situación laboral y humanitaria en Palestina

Hoy, en el marco de la 112ª Conferencia Internacional del Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se desarrolla una sesión especial, que durará todo el día, dedicada al informe La situación de los trabajadores en los territorios árabes ocupados, presentado por el director general de la OIT, Gilbert F. Houngbo en la sesión de apertura de la conferencia.

“Los últimos meses han sido desastrosos para los trabajadores palestinos. Tras la horrible masacre y el secuestro de rehenes para su retención en Gaza perpetrados por Hamás el 7 de octubre de 2023, Israel inició una guerra contra Gaza que ha provocado una matanza y una destrucción de proporciones hasta ahora nunca vistas”, menciona Houngbo en su informe, denunciando que los trabajadores de los territorios árabes ocupados “se enfrentan a una situación catastrófica“.

Los trabajadores, empleadores y sus representantes trasladaron un “profundo dolor” al director general de la OIT. En los últimos años, la situación de los trabajadores en los territorios árabes ocupados ha estado marcada por la frustración y la falta de progreso. Las opciones para las personas trabajadoras en estos territorios ya eran muy limitadas: “subutilizados en el incierto mercado de trabajo palestino”; “arriesgarse a crear empresas en tan impredecible e inhóspito entorno”, o “aventurarse a pasar la barrera de separación y a utilizar el sistema de permisos israelí”.

“Ahora apenas si queda empleo” y “persiste el sufrimiento”, aseveran. “Hay una desmesurada pérdida de vidas y un dolor inenarrable. Los trabajadores, los empleadores y sus familias han sido desplazados y han perdido su hogar. Los lugares de trabajo están en ruinas. Los pocos puestos de trabajo que había en Gaza antes de la guerra han desaparecido”, apunta el informe.

“Escenario más cercano al infierno”

Una de las intervenciones que se han producido en la sesión matutina ha sido la del representante de los trabajadores españoles, Jesús Gallego, responsable de la política internacional de la Unión General de Trabajadores y Trabajadoras. Gallego ha denunciado la crítica situación laboral y humanitaria en la región, a la vez que ha elogiado el crítico informe presentado por Houngbo.

“Señoras y señores, no me resulta fácil hablar en este momento, pero quiero comenzar felicitando al director general, al señor Gilbert F. Houngbo, por su valiente informe sobre los territorios árabes ocupados”, ha dicho Gallego. Reconociendo la gravedad de la situación, añadió que, si bien el año pasado la situación del trabajo en estos territorios era alarmante, “las palabras del director general este año dibujan un escenario más cercano al infierno”, reflejando una escalada significativa de la crisis.

Gallego ha citado directamente el informe del director general: “el mercado de trabajo se ha hundido en un contexto de destrucción generalizada, desplazamientos, matanza y hambre”. Este informe, que debía ser elaborado con testimonios y cifras obtenidas directamente en el terreno, se vio frustrado por las acciones del gobierno ultraconservador de Israel, que impidió a la delegación de la OIT acceder a las áreas afectadas.

El sindicalista español ha subrayado la magnitud del desempleo y la desesperada necesidad de ayuda humanitaria en los territorios árabes ocupados. “Más de dos tercios de los puestos de trabajo se han perdido, más de 500.000 personas en paro necesitan ayuda urgentemente, necesidad perentoria de recibir alimentos y asistencia sanitaria”. En este contexto, criticó duramente al Ejecutivo israelí por vetar la intervención de instituciones internacionales, lo que impide cualquier esfuerzo por mitigar la emergencia humanitaria y apoyar la recuperación laboral.


COBERTURA INFORMATIVA DE NOTICIAS OBRERAS | 112 Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

La paz se basa en la justicia social

Gallego también hizo un llamamiento a la comunidad internacional, destacando la importancia de la justicia social para lograr una paz duradera: “Señoras y señores, ‘considerando que la paz universal y permanente solo puede basarse en la justicia social’, así comienza la constitución de esta casa —en referencia al Preámbulo de la Constitución de la OIT— que es la casa de todas y de todos. Leído de otra manera, bombardear cualquier posibilidad de alcanzar la justicia social es imposibilitar de manera deliberada la posibilidad de alcanzar la paz”.

En su intervención, Gallego ha agradecido los gobiernos de España, Irlanda, Noruega y Eslovenia por reconocer la existencia del Estado de Palestina. “Nos alegramos que los gobiernos de España, Irlanda, Noruega, y Eslovenia hayan reconocido a Palestina como estado pese a las intolerables amenazas y sanciones impuestas por el gobierno de Israel”, declaró. Además, animó a otros gobiernos a seguir este ejemplo para que Palestina sea reconocida como el estado número 194 en las Naciones Unidas y participe en futuras conferencias de la OIT como un miembro igual.

El representante de los trabajadores españoles ha concluido a la comunidad internacional para que presione al Gobierno de Israel y permitir que en los territorios árabes ocupados se pueda hablar de “igualdad, crecimiento, reconstrucción y paz en lugar de destrucción, colapso, violencia y muerte”, concluyo.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?