Justicia y Paz pide votar por la defensa de la dignidad humana, los derechos humanos, la paz y la participación ciudadana

Justicia y Paz pide votar por la defensa de la dignidad humana, los derechos humanos, la paz y la participación ciudadana
La Comisión General de Justicia y Paz de España con miras a las próximas elecciones al Parlamento Europeo del 9 de junio ha lanzado una reflexión, invitando a decidir el voto, teniendo en cuenta los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, en sintonía con la enseñanza de Francisco y los valores del evangelio.

En su reflexión ética, Justicia y Paz llama a la ciudanía a respaldar en las elecciones al Parlamento Europeo a aquellas opciones políticas que promuevan la justicia, la solidaridad y el respeto por la dignidad humana, muestren su compromiso por la protección de los derechos humanos, la paz y el medio ambiente, defiendan los derechos de la mujer, reconozcan la violencia de género y promuevan iniciativas de igualdad de género y apuesten por instituciones transparentes, veraces y comprometidas con la participación ciudadana.

Tomando del papa Francisco sus palabras de enero de 2018 al cuerpo diplomático, Justicia y Paz resalta la íntima relación entre las enseñanzas de Cristo y la promoción de los derechos humanos: “Desde una perspectiva cristiana hay una significativa relación entre el mensaje evangélico y el reconocimiento de los derechos humanos”, decía Francisco, quien recordaba que “el mismo Señor Jesús, curando al leproso, devolviendo la vista al ciego, deteniéndose con el publicano, perdonando la vida a la adúltera e invitando a preocuparse del caminante herido, nos ha hecho comprender que todo ser humano, independientemente de su condición física, espiritual o social, merece respeto y consideración”.

Solidaridad con la población vulnerable

A la pregunta bíblica “¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?” (Genesis 4, 9), Justicia y paz responde afirmativamente. La organización católica insiste en que Jesús de Nazaret “se solidarizó con sus hermanos y hermanas más vulnerables y que sufrían opresión, denunciando a quienes les oprimían y a las estructuras que les oprimían”, por lo que frente al discurso egoísta e individualista, la sociedad y sus integrantes “somos así responsables de las personas migrantes, nuestras hermanas, expulsadas de sus países de origen por estructuras injustas”, pero también de las personas que han sido desahuciadas”, “de quienes sufren violencia de género”, “pobreza infantil”, “de nuestra juventud precarizada”…

Igualmente, recuerda que, siguiendo la actitud de Jesús de no condenar, como en el pasaje en el que Jesús le pregunta a una mujer, “¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te ha condenado? Yo tampoco” (Juan 8, 10), la responsabilidad ética para quienes se consideran sus seguidores o se inspiran en sus vida y obra se traduce en levantar y potenciar a quienes la sociedad condena, en la actualidad “las mujeres y las niñas, pero también la población LGTBIQ+”, y “minorías étnicas o culturales que son perseguidas”.

También puedes leer —  Entidades cristianas alertan que la economía no cubre las necesidades de las personas

Contra la injusticia

Finalmente, recordando el compromiso de Jesucristo siempre a favor de reconocer la dignidad de los más vulnerables y denunciar la injustica, según la cita en la que afirma “como ustedes ven, en todo lo que hizo no hay nada que merezca la muerte así que después de castigarlo lo dejaré libre (Lc 23, 19)”. Justicia y Paz alerta del riesgo de “contemporizar con la injusticia para supuestamente prevenir injusticias mayores, con prácticas de intentar aplacar temporalmente al que realiza la injusticia, permitiéndole impunidad, asumiendo la injusticia y manteniendo a buen seguro las zonas de confort”.

De ahí, que la entidad católica critique las “políticas duras en materia migratoria, de destrucción de empleo, de carácter social, para así contentar a la población y supuestamente desactivar discursos y opciones políticas más extremas que pueden ser “peores” y denuncie “posiciones ambiguas o contemporizadoras en lo relativo a los derechos y la dignidad de la persona”.

Por tanto, pide el voto para “opciones políticas que en su actuar cotidiano ejercitan la transparencia y la veracidad en los datos e informaciones que difunden, sean accesibles en su comunicación con la ciudadanía y escrupulosas en el manejo de los fondos públicos”; “aquellas opciones políticas que garanticen, promuevan y potencien espacios de participación ciudadana en las iniciativas políticas que implementen y generen, no únicamente en las primeras fases de gestión de estas como ya sucede, sino a lo largo de ulteriores fases incluida la rendición de cuentas”.

Justicia y Paz, con ese mensaje, quiere contribuir a mantener “los ojos abiertos, la mano pronta y el corazón sensible para interpretar los signos de los tiempos y cumplir con la misión que la Iglesia le ha encomendado”.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?