Trabajadores cristianos de Burgos piden condiciones laborales dignas que cuiden la salud y seguridad en el trabajo

Trabajadores cristianos de Burgos piden condiciones laborales dignas que cuiden la salud y seguridad en el trabajo
La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Burgos realiza una concentración para visibilizar el drama de la siniestralidad laboral, solidarizarse con las víctimas y sus familias, y reclamar trabajo decente

En la concentración realizada en la tarde de ayer en Burgos, en la plaza del Cid, junto al Teatro Principal, el movimiento diocesano de trabajadoras y trabajadores cristianos de la HOAC, denunció la tragedia que supone la siniestralidad laboral, tras el fallecimiento de un trabajador de 37 años, originario de Portugal y vecino de Haro. También se expresó la solidaridad con los trabajadores que han sufrido accidentes de trabajo y con sus familias.

En el marco de su campaña “Cuidar el trabajo, cuidar la vida”, este movimiento diocesano reafirma su compromiso con la lucha por condiciones laborales dignas y la defensa de la salud en el trabajo. “Nadie, absolutamente nadie, debería perder la vida por trabajar”, subraya el comunicado, destacando la necesidad de un cambio urgente en la percepción y gestión de la seguridad laboral.

En este sentido, la organización eclesial enumera varias causas detrás de la siniestralidad laboral, citando la falta de control en las medidas de seguridad, la escasa formación, el empleo precario, la subcontratación y la economía sumergida. Estas condiciones generan un enorme sufrimiento tanto a los trabajadores como a sus familias, que podrían evitarse con un entorno laboral más seguro.

Además, alertan que “las enfermedades relacionadas con el trabajo son también una de las causas que convierten el trabajo en un lugar peligroso”, señalando que muchas de estas enfermedades conllevan muertes por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, por largas jornadas laborales y la exposición a materias tóxicas.

También puedes leer —  Concentración en Córdoba contra la siniestralidad laboral

“No es mala suerte. No es inevitable”

La HOAC de Burgos hace un llamamiento “alto y claro a la mejora de las condiciones laborales y la seguridad en el trabajo”, exigiendo una implicación más activa de las instituciones en el control del cumplimiento de la ley de prevención, así como una mayor conciencia y sensibilidad social y empresarial.

“NO es mala suerte. NO es inevitable. El trabajo debe ser un lugar donde, además de ganarnos un sueldo para vivir, podamos desarrollar nuestras capacidades y ponerlas al servicio del bien común. NO un sitio donde enfermar o incluso morir”, enfatiza el comunicado, que concluye instando a la sociedad y a las instituciones a no resignarse ante esta situación y a tomar medidas efectivas para prevenir más tragedias laborales.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?