Organizaciones sindicales y de trabajadores cristianos piden votar y frenar el avance de la extrema derecha en Francia

Organizaciones sindicales y de trabajadores cristianos piden votar y frenar el avance de la extrema derecha en Francia
Organizaciones sindicales y la Acción Católica Obrera, movimiento de trabajadoras y trabajadores cristianos, de Francia llaman a la movilización ciudadana para que voten y frenen el avance de la extrema derecha

Los organizaciones sindicales CFDT, CGT, UNSA, FSU y Solidaires han emitido una declaración conjunta pidiendo a la ciudadanía a unirse contra el avance de la extrema derecha en las próximas elecciones legislativas del 7 de julio. Este llamamiento se produce tras resultados de la primera vuelta de las elecciones legislativas, donde la extrema derecha obtuvo la mayor cantidad de votos.

El comunicado titulado ¡Derrotemos a la extrema derecha y logremos el progreso social!, alerta sobre las peligrosas implicaciones de un gobierno de extrema derecha para las libertades democráticas y sociales en Francia. Las organizaciones de trabajadores y trabajadoras subrayano que su ascenso al poder implicaría una reducción significativa de libertades esenciales, tales como la libertad sindical, de justicia y de prensa. “Todos los gobiernos de extrema derecha, cualesquiera que sean, tienen como primera tentación silenciar los contrapesos de poder”, alertan.

Además de recortes a las libertades democráticas, los sindicatos advierten sobre la implementación de políticas públicas discriminatorias que dividen a la sociedad francesa en función de origen, religión u orientación sexual. Estas políticas, afirman, socavan los derechos de las mujeres, particularmente en lo que respecta a la igualdad salarial y que cuestionan el derecho de las mujeres sobre sus cuerpos.

El comunicado también denuncia las políticas antisociales de la extrema derecha y de pérdida de derechos colectivos en las relaciones laborales, señalando que el programa del partido de Le Pen —Agrupación Nacional, RN–, no contempla medidas para mejorar el poder adquisitivo y las pensiones. Además promueve la austeridad en los servicios públicos mientras plantean bajar los impuestos a las personas más ricas y a las grandes empresas, “en detrimento de la solidaridad nacional”.

Para evitar lo que describen como un “escenario catastrófico” para los trabajadores y las trabajadoras, las organizaciones sindicales hacen un llamamiento a la ciudadanía para votar este próximo domingo a los candidatos mejor posicionados para derrotar a las candidaturas de la extrema derecha.

También puedes leer —  Extrema derecha francesa e “inseguridad cultural”

“Por una República ecológica y social”

También la Acción Católica Obrera (ACO) de Francia, organización de trabajadores y trabajadoras cristianas que comparte con la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) espacios de compromiso y participación en el movimiento de trabajadores cristianos tanto europeo (MTCE) como en el mundial (MMTC), ha expresado su preocupación por un posible gobierno de extrema derecha que “constituiría una amenaza para nuestra democracia y acentuaría los ataques ya sufridos por las trabajadoras y los trabajadores”, según un comunicado publicado en su web.

La organización recuerda que, en los últimos años, los diputados de extrema derecha han apoyado leyes contrarias a los derechos de la gente trabajadora, además de promover valores xenófobos, racistas, sexistas, homofóbicos y belicistas, los cuales rechazan rotundamente.

La ACO pide a la ciudadanía del país vecino que participe en la segunda vuelta de las elecciones legislativas movilizándose “por una República ecológica y social”. En concreto, piden votar por las listas del Nuevo Frente Popular (NFP), para que se salvaguarden los valores de fraternidad, dignidad, justicia social y ambiental.

Para este movimiento de la Iglesia francesa, el NFP representa una esperanza para favorecer los servicios públicos, la salud y la educación; y revertir políticas que han afectado negativamente a la población, tales como la disminución del poder adquisitivo, la reforma de las pensiones, las leyes de seguro de desempleo que perjudican a los desempleados y precarios, y la ley de inmigración que propaga el racismo.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?