Señor, gracias por tu confianza

Señor, gracias por tu confianza

Cada día, Señor, nos das
grandes cosas: niños para amar
jóvenes a los que cuidar,
padres y abuelos que cuidar.
Nos confías un corazón roto que reparar
un dolor que aliviar,
un hambre que saciar, una sed que calmar.
Nos confías una alegría que compartir,
una fiesta que celebrar,
un nacimiento que anunciar,
una reconciliación que celebrar.
Nos confías un medio ambiente que proteger,
colegas que respetar,
injusticias que denunciar,
malentendidos que resolver.
Gracias, Señor, por tu confianza,
gracias por ayudarnos a ver con más claridad
en nuestras decisiones,
Gracias por conducirnos al verdadero bien,
para que cada día seamos
un poco más dignos de esa confianza.

 

•••
Oración publicada en Témoignage n°569

También puedes leer —  «No vamos a trabajar para perder la vida»
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?