Entidades cristianas reclaman “ahora más nunca: ningún joven, ninguna persona, ninguna familia sin trabajo decente”

Entidades cristianas reclaman “ahora más nunca: ningún joven, ninguna persona, ninguna familia sin trabajo decente”
La iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) alerta de la grave situación del mundo del trabajo, que afecta a la propia democracia, y reclama un nuevo pacto social “basado en la centralidad de la persona, el trabajo decente y el cuidado del planeta”. Convocan a toda la comunidad cristiana a unirse en la celebración, la lucha y la oración de este 1º de Mayo y, con el papa Francisco, implorar a san José obrero para “encontrar caminos que nos lleven a decir: Ahora más nunca: ¡Ningún joven, ninguna persona, ninguna familia sin trabajo decente!”

Por cuarto año consecutivo y con motivo del Primero de Mayo y la solemnidad de san José obrero — patrono de los trabajadores y las trabajadoras–, esta iniciativa promovida por entidades de inspiración cristiana y pionera en todo el mundo, ha expresado en un manifiesto –#AhoraMásqueNuncaTrabajoDecente, en las redes sociales– la grave situación del mundo del trabajo, agudizada por el impacto de la pandemia y que “está debilitando el derecho al trabajo, y empobreciendo, precarizando y descartando a millones de trabajadoras y trabajadores, principalmente mujeres y jóvenes”, provocando “que el pacto social entre en crisis y, con ello, la propia democracia”.

“Es urgente subrayar, en ese sentido, la importancia del trabajo como actividad humana que acrecienta la dignidad de cada persona y de sus familias, al tiempo que participamos en el cuidado del conjunto de la sociedad y del planeta”, apuntan desde la iniciativa. 

Atender a las personas que más lo necesitan

Iglesia por el Trabajo Decente, realiza una aproximación a la realidad del mundo del trabajo que reflejan el sufrimiento de miles de personas trabajadoras y de su familias como consecuencia de la pérdida del trabajo; que viven con la incertidumbre de que su ERTE se resuelva “con despido”; o sometidos a condiciones precarias con el agravante del incremento de las condiciones de pobreza,  sobre todo entre la población migrante, donde el desempleo y la economía informal son mayoritarios y les impide el acceso a redes de protección y solidaridad. En este sentido, denuncian que “las medidas de protección social diseñadas para paliar los efectos de la crisis no ha llegado a las personas que más lo necesitan, como tampoco ha sucedido con el subsidio temporal previsto para las trabajadoras del hogar o el ingreso mínimo vital”.

Este mundo de sombras, reclama cambios en el modelo de país, tanto del sistema productivo como en las relaciones laborales, para apostar por trabajos “que aporten valor, sujetos de unas condiciones laborales dignas, y donde las personas estén en el centro”.  Por eso, “ahora más que nunca” es fundamental y urgente “adoptar las medidas necesarias para conseguir que el trabajo decente sea una realidad para todas las personas”.

Un nuevo pacto social

Para las entidades que promueven la iniciativa, entre las que se encuentra los trabajadores cristianos de la Hermandad Obrera de Acción Católica y de la Juventud Obrera Cristiana, unidos a  Cáritas, CONFER, la Juventud Estudiante Católica y Justicia y Paz, la crisis social, laboral y económica es una oportunidad para un nuevo pacto social, legitimado por toda la comunidad política, siendo “el gran tema es el trabajo” (Cfr. FT, 162). Ahí destaca la propuesta que planten de “redefinir la idea del trabajo como actividad humana y configurar nuevas políticas que aseguren a cada persona trabajadora alguna manera de aportar sus capacidades y su esfuerzo a la construcción del bien común”, con derechos y seguro para todos y todas, especialmente para que los jóvenes puedan plantearse un proyecto de vida digna y el acceso a las necesidad básicas. Un pacto que debe estar “basado en la centralidad de la persona, el trabajo decente y el cuidado del planeta”.

 

One thought on “Entidades cristianas reclaman “ahora más nunca: ningún joven, ninguna persona, ninguna familia sin trabajo decente”

Comments are closed.