Dos minutos

Trabajar sin descanso

Nunca he comprendido muy bien por qué cuando alguien quiere enfatizar su dedicación y entrega a una labor o responsabilidad, a una tarea u obligación, insiste en que va a

Reñir o llamar la atención

Hace años, mientras vigilaba el patio de recreo, escuché como algunos de mis alumnos conversaban animadamente con niños de otras clases y les decían: –Nuestro maestro nunca nos riñe. Sorprendidos

El derecho al tiempo

«Basta un minuto para incentivar a un niño o para desanimarlo, de por vida». Escribo estas líneas un 20 de noviembre, en el día internacional dedicado a la infancia en