España obtiene su peor resultado en el Informe PISA

España obtiene su peor resultado en el Informe PISA
FOTO | Sam Balye, vía Unsplash
La desigualdad socioeconómica determina diferencias entre el alumnado. La Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) reclama que se mejore la formación digital del profesorado y que el sistema educativo español sea “más justo, equitativo e igualitario”

El Informe del Programa para la Evaluación Integral de Alumnos (PISA) que elabora cada tres años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), evalúa los conocimientos y habilidades de los estudiantes de quince años en Matemáticas, Lectura y Ciencia, lo cual proporciona información sobre cómo están preparando los sistemas educativos a los estudiantes.

En su última edición, de 2022, cuya elaboración se retrasó un año debido a la pandemia de la Covid-19, revela que en Matemáticas los estudiantes españoles han obtenido 473 puntos, lo que supone su peor resultado en la historia del informe (ya que desde 2003 siempre han obtenido al menos 480 puntos) y 8 puntos menos que en 2018, cuando obtuvieron 481 puntos.

En Lectura, los alumnos españoles han obtenido 474 puntos, lo que supone 3 puntos menos que en 2018 (477), aunque 13 puntos más que su peor resultado histórico en PISA, ya que en el año 2006 obtuvieron 461 puntos.

España ha mejorado sus resultados en Ciencia, materia en la que ha obtenido 485 puntos, lo que supone 2 puntos más que en 2018 (483 puntos), año en el que obtuvo su peor resultado en la historia del informe.

Los resultados de España en el Informe PISA 2022 son similares a los de la media de la OCDE, ya que la media de los resultados de todos los países examinados es de 472 en Matemáticas (15 puntos menos respecto a 2018); 476 en Lectura (10 puntos menos respecto a 2018); y 485 en Ciencia (2 puntos menos respecto a 2018).

En 2022, realizaron esta evaluación unos 690.000 estudiantes, que representaban a 29 millones de estudiantes de quince años en las escuelas de los 81 países participantes. En España participaron 30.800 estudiantes en 966 colegios, representando a 459.000 estudiantes españoles de quince años.

El informe de la OCDE establece seis niveles según el rendimiento de los estudiantes. Así, en los niveles 5 y 6 están los estudiantes con altas capacidades; en los niveles 3 y 4, los estudiantes con capacidades moderadas; en el nivel 2, los estudiantes con capacidades básicas; y en el nivel 1, lo estudiantes con bajo rendimiento escolar.

Competencias básicas en Matemáticas

El 73% de los estudiantes alcanzaron al menos el nivel 2 de competencia en Matemáticas, más que el promedio de los países de la OCDE (69%). Como mínimo, estos estudiantes pueden interpretar y reconocer, sin instrucciones directas, cómo se puede representar matemáticamente una situación simple, como por ejemplo a comparar la distancia total entre dos rutas alternativas o convertir precios a una moneda diferente.

El 6% de los estudiantes en España fueron alumnos destacados en Matemáticas, lo que significa que alcanzaron el nivel 5 o 6 en esta prueba, tres puntos porcentuales menos que el promedio de la OCDE (9%). En estos niveles, los estudiantes pueden resolver situaciones complejas matemáticamente y pueden seleccionar, comparar y evaluar estrategias apropiadas para resolver problemas relacionados con ellas.

En Lectura, el 76% de los estudiantes en España ha alcanzado el nivel 2 o superior, dos puntos porcentuales más que la media de la OCDE (74%). Como mínimo, estos estudiantes pueden identificar la idea principal en un texto de longitud moderada, encontrar información basada en criterios explícitos, aunque a veces complejos, y pueden reflexionar sobre el propósito y la forma de los textos cuando se les dirige explícitamente a hacerlo.

El 5% de los estudiantes obtuvieron puntuaciones en el nivel 5 o superior, por el 7% de media en la OCDE. Estos estudiantes pueden comprender textos extensos, abordar conceptos que son abstractos y establecer distinciones entre hechos y opiniones, basándose en señales implícitas relacionadas con el contenido o la fuente de la información.

En Ciencias, el 79% del alumnado ha alcanzado el nivel 2 o superior, por el 76% de media en la OCDE. Estos estudiantes pueden, como mínimo, reconocer la explicación correcta para fenómenos científicos familiares y pueden utilizar ese conocimiento para identificar, en casos simples, si una conclusión es válida según los datos proporcionados.

El 5% de los estudiantes fueron estudiantes destacados en Ciencias, lo que significa que tenían un rendimiento en el Nivel 5 o 6, mientras que el promedio de la OCDE en estos niveles es del 7%. Estos estudiantes pueden aplicar creativa y autónomamente su conocimiento en y sobre la ciencia a una amplia variedad de situaciones, incluyendo aquellas que les resultan desconocidas.

También puedes leer —  La pandemia provoca mayor desigualdad educativa en los jóvenes de familias vulnerables

La desigualdad socioeconómica marca diferencias

Los estudiantes socioeconómicamente favorecidos (el 25% superior en términos de estatus socioeconómico) superaron a los estudiantes desfavorecidos (el 25% inferior) en 86 puntos en Matemáticas. Esto es menor que la diferencia promedio entre los dos grupos (93 puntos) en los países de la OCDE. Entre 2012 y 2022, la brecha en el rendimiento en Matemáticas entre el 25% superior y el 25% inferior de los estudiantes en términos de estatus socioeconómico se mantuvo estable en España, así como en el promedio de los países de la OCDE.

PISA 2022 identifica que la diferencia media en Matemáticas en el rendimiento entre estudiantes inmigrantes y no inmigrantes es de 33 puntos a favor de los no inmigrantes. En Lectura, la diferencia la diferencia fue de 32 puntos.

Rendimientos

PISA 202022 determina que el 27% de los alumnos tiene un bajo rendimiento (por debajo del nivel 2) en Matemáticas (el 31% de media en la OCDE); el 24% tiene un bajo rendimiento en Lectura (26% de media en la OCDE); y el 21% tiene un bajo rendimiento en Ciencias (24% de media en la OCDE).

Además, el 6% de los alumnos españoles son estudiantes destacados (nivel 5 o superior) en Matemáticas (el 9% de media en la OCDE); el 5% son estudiantes destacados en Lectura (el 7% de media en la OCDE); y el 5% son estudiantes destacados en Ciencias (7% de media en la OCDE).

El estudio también revela las diferencias de género en el rendimiento de los alumnos. Precisamente, detalla que en España los chicos superaron a las chicas en Matemáticas por 10 puntos, mientras que ellas los superaron en Lectura por 25 puntos.

En España, la proporción de estudiantes con bajo rendimiento es similar entre niños (27%) y niñas (28%) en Matemáticas. Sin embargo, en Lectura la proporción es mayor entre los niños (20% de las niñas y 29% de los niños obtuvieron puntuaciones por debajo del Nivel 2 en Lectura). En cuanto a los estudiantes destacados, la proporción es mayor entre los niños (7%) que entre las niñas (4%) en Matemáticas, mientras que en Lectura la proporción es mayor entre las niñas (6% de las niñas y 4% de los niños obtuvieron puntuaciones en el Nivel 5 o 6 en lectura).

“No representa una visión global y amplia”

El presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE), Antonio Amante, ha asegurado que el Informe del Programa para la Evaluación Integral de Alumnos (PISA) “no representa una visión global y amplia de lo que es el estudiantado español”.

El presidente de la organización estudiantil ha reclamado que se mejore la formación digital del profesorado y que el sistema educativo español sea “más justo, equitativo e igualitario”.

“Nos sorprende bastante que se focalice tanto la atención en un informe que mide determinadas destrezas de determinados estudiantes y que no representa una visión global y amplia de lo que es el estudiantado español”, ha afirmado.

No obstante, Amante ha reconocido que, tras conocerse los resultados de PISA 2022, “la reflexión y la autocrítica es totalmente obligada”.

Ha lamentado que España sea uno de los principales países “donde más ansiedad genera” en los estudiantes los contenidos que se imparten en las aulas o que se ponga de relieve que una parte importante del alumnado “considera que no tuvieron el apoyo de sus profesores o la capacidad suficiente de estos para dar clase a distancia”.

Los estudiante también reclaman una mayor ambición para combatir la segregación escolar, a pesar de que PISA 2022 “sitúa a España por debajo del décimo puesto en el ranquin de aquellos países que menos segregan”.

“El hecho de que no seamos el país 41 no quiere decir que debamos perder la vista de que este es un problema prioritario y para el cual las administraciones deben intensificar sus esfuerzos y recursos con el fin de eliminar de nuestro sistema la discriminación y la desigualdad entre estudiantes”, ha sentenciado el presidente de CANAE.

Por ello, Amante ha destacado que la reflexión “debe ser muy profunda”. “No cesaremos en nuestro empeño de mejorar como estudiantes nuestra propia realidad y de aprovechar cada momento como una oportunidad única de hacer un sistema educativo más justo, equitativo e igualitario”, ha apostillado.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?