Organizaciones sociales y eclesiales exigen al Gobierno la paralización de las devoluciones en caliente

Organizaciones sociales y eclesiales exigen al Gobierno la paralización de las devoluciones en caliente
El Tribunal Constitucional ha desautorizado el modo de ejecución de las devoluciones en caliente «que tan reiteradamente han practicado los diferentes gobiernos, incluido el actual, en las vallas de Ceuta y Melilla».

Más de 140 organizaciones firmantes del manifiesto, exigen al Gobierno “que paralice la práctica de estas devoluciones mientras se establezca con la mayor celeridad posible una regulación normativa que garantice un procedimiento acorde a las exigencias del Tribunal Constitucional”, según su propia nota informativa.

El Tribunal, –en opinión de la portavoz, Margarita Martínez Escamilla, catedrática de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid– “condiciona la constitucionalidad de la regulación legal del régimen especial de rechazo en frontera en las vallas de Ceuta y Melilla a que la ejecución de estos rechazos se lleve a cabo ‘con las garantías que a las personas extranjeras reconocen las normas, acuerdos y tratados internacionales ratificados por España’ y a que ‘en todo caso, los cuerpos y fuerzas de seguridad deberán prestar especial atención a las categorías de personas especialmente vulnerables'”.

Estas dos condiciones “no se respetan en la actual forma en que se llevan a cabo estas devoluciones” que se realizan mediante la entrega directa a las autoridades marroquíes de las personas interceptadas en las vallas de Ceuta y Melilla “sin ningún tipo de procedimiento que permita la identificación de situaciones de vulnerabilidad, ni la individualización de los interesados para que puedan hacer efectivo el ejercicio de los derechos fundamentales que les reconoce el derecho internacional y regional de los derechos humanos”.