El gobierno anuncia, por fin, la prorroga de la cláusula de las pensiones

El gobierno anuncia, por fin, la prorroga de la cláusula de las pensiones
El Gobierno, finalmente, aprobará un Real Decreto-ley para prorrogar la “cláusula” que garantiza el mantenimiento de las condiciones de jubilación de los trabajadores despedidos antes de 2013, como han venido reclamando los sindicatos.

El Ministerio de Seguridad Social ha anunciado que a principios de enero se procederá  a la aprobación de una ley, actualmente en preparación, “muy tarde”, a juicio de los sindicatos, para mantener la salvaguarda de la jubilación de este colectivo.

Para CCOO y UGT resulta imprescindible que dicha norma se apruebe en los primeros días de enero, reduciendo al mínimo el periodo de inseguridad jurídica que, sin duda, se abre entre el 1de enero y la fecha de aprobación y publicación en el BOE del Real decreto Ley. Esa seguridad jurídica debe estar plenamente garantizada lo antes posible para todas las personas que precisan de esta figura para poder acceder a la jubilación sin ver minorados sus derechos de protección social.

Asimismo, la prórroga debe garantizar tanto la aplicación de la cláusula para las decenas de miles de personas afectadas por esta garantía, como el derecho de opción por la nueva legislación aprobada en la reforma de pensiones de 2011, cuando esta, como ocurre también en muchos casos, es más beneficiosa.

De la misma forma, UGT y CCOO reclamamos la reposición íntegra del plazo indefinido con la que la cláusula de salvaguarda fue originalmente incluida en el Acuerdo de pensiones de 2011, de forma que se garantice la cobertura de la misma a todas las personas afectadas, que son un número decreciente pero aún significativo, sin necesidad de que tener que someterlas a la inquietud que supone su prórroga anual.

Sindicatos y empresarios acordaron en 2011 una “cláusula de salvaguarda” de las pensiones para mantener las condiciones de jubilación de los trabajadores y trabajadoras que habían sido despedidos, sin volver a encontrar trabajo, antes de la entrada en vigor de la reforma de las pensiones de aquel año. Pero en 2013, el gobierno del Partido Popular impuso limitaciones temporales a dicha cláusula, que, sin embargo, ha sido prorrogada en los últimos dos años. Si no se toman mediadas, su aplicación se extinguirá el próximo 31 de diciembre.

El objetivo de esta cláusula es garantizar que ninguna persona viera disminuida su expectativa de pensión cuando ya no tenía posibilidad alguna de reacción, después de su despido, si bien no alcanzaba a todos los supuestos. Aunque el grueso de personas afectadas ya se ha jubilado, todavía son miles de trabajadores y trabajadoras los que fueron despedidos antes de 2013, en mitad de la crisis económica y financiera que ha asolado nuestro país en la última década, que necesitan esa especial protección.

Una reivindicación constante

Desde que el nuevo gobierno tomó posesión, UGT y CCOO han venido insistiendo al Ministerio de Seguridad Social con el fin de aplicar el Acuerdo en el Diálogo Social en 2011, por el que se corregían las limitaciones temporales de la citada cláusula. Lo mismo ocurre en  la Mesa de Diálogo Social.