Epifanía del nosotros

Epifanía del nosotros

Cuando el individualismo que nos acosó
se ha quedado estancado;
él, que sin rumbo nos encastillaba
entre comodidades,
nos ha dejado una sensación de soledad
y un vacío rondando el corazón.

Vivíamos a un ritmo donde el vértigo
nos dejaba sin tiempo;
cuando sentimos el dolor del otro
desde nuestro confort,
pero sin encarnarnos.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí