La estabilidad en el empleo, según el Tribunal Supremo

La estabilidad en el empleo, según el Tribunal Supremo
Los hechos de este conflicto jurídico resultan tan habituales en las relaciones laborales como normalizados: el encadenamiento de contratos temporales de forma prolongada en el tiempo ligados a la adjudicación de contratos de obra o servicio entre una empresa principal y una contratista o subcontratista.

El año 2020 se despidió con una novedad muy alentadora para las aspiraciones de las personas trabajadoras a gozar de estabilidad laboral. El 29 de diciembre se firmaba el fallo del Pleno del Tribunal Supremo, en unificación de doctrina, que resolvía un encadenamiento de contratos temporales con diferentes empresas contratistas, Babcock Montajes y Masa, que se prolongó en el tiempo aproximadamente 15 años, desde el 1 de marzo de 2000 hasta el 1 de septiembre de 2015.

La situación laboral que ha motivado el pronunciamiento del Tribunal Supremo tuvo su origen en el ámbito de las relaciones laborales desarrolladas por el trabajador en el entorno de las empresas contratistas que prestaban servicios para la Central Térmica de Elcogás en Puertollano (Ciudad Real) que, como es sabido, cerró sus instalaciones de forma acreditada por el acta de la Subdelegación de Gobierno de Ciudad Real de 13 de febrero de 2016.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

También puedes leer —  Trabajadores cristianos comparten preocupación por la situación sociolaboral en Castilla y León
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?