Ante la muerte de otro trabajador en Málaga, denuncian fallos en la seguridad

Ante la muerte de otro trabajador en Málaga, denuncian fallos en la seguridad
Trabajadores cristianos de Málaga junto con los sindicatos denuncian la ineficacia de las medidas preventivas en el último accidente de trabajo ocurrido en la provincia, en el que ha muerto un trabajador de 62 años de edad.

Tras expresar su “dolor y solidaridad con los familiares, amigos y compañeros” del último trabajador fallecido en accidente laboral en la provincia, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Málaga, a través de un comunicado, advierte que “las medidas de seguridad que tenían que garantizar la prevención del accidente no han evitado dicha desgracia.

Un obrero de 62 años de edad murió el pasado miércoles en un edificio en construcción en Torre del Mar (Vélez-Málaga). Según CCOO, el accidente laboral mortal ocurrió una grúa que desplazaba unos 30 paneles soltó su carga sobre el trabajador que se encontraba debajo.

Los sindicatos piden que la Inspección de Trabajo investigue las causas de este accidente mortal y exigen a las empresas el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

“El problema de los accidentes laborales no es solo responsabilidad de los implicados en el ámbito laboral, sino que es una realidad que exige el compromiso de toda la sociedad (administraciones, empresarios, trabajadores, sindicatos, partidos políticos, asociaciones…) ya que es un problema social y político”, se puede leer en dicho comunicado.

El secretario general del sindicato de Construcción y Servicios de CCOO de Málaga, Juan Rueda, ha coincidido en señalar, durante una concentración de condena de este nuevo accidente, que “todos los accidentes de trabajo se pueden evitar”, y “es obligación de las empresas hacerlo y de la Administración exigirlo”.

Por su parte, el secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Pedro Macías, también se ha mostrado preocupado por “este aumento alarmante de los accidentes laborales mortales, lo lógico es que hubiese descendido por la bajada de actividad”.

En lo que llevamos de año, se han producido dos accidentes laborales mortales, el primero en enero tras recibir un trabajador del sector sanitario un infarto en su centro de trabajo, y el segundo el ocurrido en Torre del Mar.

“Para nosotros como cristianos y cristiana y para toda la Iglesia católica, como se afirma en multitud de textos de la Doctrina Social de la Iglesia es un deber “recordar siempre la dignidad y los derechos de los trabajadores, denunciar las situaciones en las que se violan dichos derechos, y contribuir a orientar los cambios sociales para que se realice un auténtico progreso de la ’persona’ y la sociedad” (Laborem exercens, n. 1d)”, apunta la HOAC de Málaga y concluye que “no hemos de olvidar que el verdadero valor del trabajo, no está en su rentabilidad económica, sino en la persona que lo realiza. Dios quiere que el trabajo sea para la vida, y no al contrario”.