Acompañando a las familias en riesgo de exclusión social en Alcoy

Acompañando a las familias en riesgo de exclusión social en Alcoy
Dona-Mare es un proyecto de Cáritas de Alcoy orientado al acompañamiento de familias en riesgo de exclusión social, que comenzó en 2017. Se desarrolla en Caritas Parroquias del Centro, con la ayuda de la educadora Miriam Pedrós y la trabajadora social Menchu Pérez, que responde a nuestras preguntas.

¿Cómo surgió Dona-Mare?

Hace 20 años iniciamos un proyecto con mujeres que resultó muy gratificante y que fuimos abandonando para atender otras necesidades. Nos dimos cuenta que había que hacer una intervención más completa con las familias que venían a Cáritas a la acogida y así surgió.

Entiendo que es un proyecto de promoción social con familias en situación de vulnerabilidad ¿qué pretendéis conseguir con él?

Que no solo vengan a la acogida a recibir el vale del economato o el recibo de la luz sino que ellas sean capaces de buscarse los medios, que tengan fortalezas, que son capaces de conseguir un trabajo, de mejorar en ciertos aspectos, que valoren la educación de los hijos, empoderarlas para que puedan ir tranquilas a las reuniones escolares, buscarse los recursos, defender sus derechos, empoderarlas para que sepan moverse en el municipio, hacerles ver que son capaces de hacer muchas cosas por ellas mismas.

¿Va dirigido solo a mujeres?

En un principio va dirigido a la mujer porque ella es la puerta de entrada ya que suele venir a la acogida, pero después intentamos trabajar con toda la familia.

Primeramente, viene la mujer a la entrevista y después trabajamos también con los hijos. El tema de la presencia de los maridos es más complicado, pero sí que trabajamos con todos los miembros de algunas familias.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para participar?

Mujeres con menores a su cargo, escasos o nulos recursos económicos, dificultades para ejercer una maternidad positiva, con escasas competencias personales y profesionales, bajo nivel cultural pues la mayoría no ha finalizado los estudios primarios. Y lo más importante, que deseen cambiar, aprender, crecer y que participen libremente y no como contraprestación por las ayudas que reciben.

Las posibles participantes llegan derivadas de diferentes lugares. Desde las acogidas de Cáritas cuando detectan a mujeres solas con cargas familiares o víctimas de violencia de género. Desde los servicios sociales conocedores de familias en situación de vulnerabilidad o que reciben ayudas de estos servicios. Y por último la trabajadora social del centro de salud que es conocedora del recurso del proyecto también las puede derivar.

 Puedes explicarnos qué objetivos os habéis planteado.

Acompañar a las familias en su proceso de cambio buscando conjuntamente los medios para que puedan satisfacer las necesidades básicas, motivar la comunicación familiar para mejorar las relaciones. Concienciar a las mujeres de la situación en que viven descubriendo sus necesidades y aquellos aspectos que pueden mejorar fomentando su autoconocimiento y autoestima.

Con los niños se trabaja el apoyo escolar responsabilizándose de cuidar y mantener el material y que no haya absentismo.

Se trata de trabajar hábitos y habilidades que les permitan posteriormente la búsqueda de un empleo como la puntualidad, el trabajo en equipo, el respeto hacia los otros.

¿Qué actividades son las que realizáis?

Con las mujeres se hacen talleres de diferentes tipos según las necesidades y demandas que tengan por ejemplo de costura, habilidades sociales, salud, cocina, economía doméstica.

A los niños se les apoya escolarmente y se trabajan hábitos de higiene y de alimentación.

Se realizan salidas familiares para darles a conocer los recursos de ocio y cultura gratuitos que oferta el ayuntamiento. Se pretende que utilicen los fines de semana para convivir con los hijos a través de excursiones, visitas a museos.

Todas estas actividades serían muy difíciles de llevar si no se contara con el apoyo del voluntariado de Cáritas.

Además de todas las actividades realizáis un trabajo individual con cada una de las mujeres ¿nos puedes explicar en qué consiste?

Se elabora un plan de trabajo de manera consensuada sin imponer su contenido, ajustando las expectativas que tienen y así poder prevenir situaciones de frustración.

Ellas son las protagonistas y deben participar activamente en el diseño de su propio itinerario.

Es un proyecto de inclusión social para dotar de herramientas de empoderamiento a las mujeres ¿con qué dificultades os encontráis?

Fundamentalmente la mayor dificultad es la falta de confianza que tienen en ellas mismas, en sus capacidades. Otra es la incorporación al mundo laboral a veces por el cansancio ante las dificultades para encontrar un trabajo unido a que las necesidades básicas estén cubiertas con las ayudas que reciben.

Para sacar el proyecto adelante necesitareis financiación ¿tenéis ayuda de los servicios sociales del ayuntamiento, de particulares…?

El proyecto desde sus inicios ha estado apoyado por los servicios sociales del ayuntamiento y se redactó un convenio anual. La financiación sobre todo está destinada al sueldo de los técnicos que están al frente de él.