La salud y seguridad en el trabajo como derecho fundamental

La salud y seguridad en el trabajo como derecho fundamental
Uno de los grandes avances que disfrutamos a nivel global desde el siglo pasado es, sin duda, la Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamada por la ONU en 1948. Es evidente la importancia que cobra ese «papel».

Sin duda, constituye una rotunda afirmación de la dignidad humana, valor supremo que debe presidir la convivencia social de todos los pueblos y naciones. Este es su gran valor, por encima incluso del sinfín de leyes que ha inspirado a lo largo y ancho del mundo.

Esta declaración, como sabes, proclama el «derecho a la vida, la libertad y la seguridad» (artículo 3), así como al «trabajo en condiciones equitativas y satisfactorias» (artículo 23).

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí