Organizaciones cristianas de Madrid piden humanizar la política y promover el trabajo decente

Organizaciones cristianas de Madrid piden humanizar la política y promover el trabajo decente
Las comisiones diocesanas de  la HOAC Madrid y la Comisión Diocesana de Justicia y Paz han dado a conocer un manifiesto de cara a las próximas elecciones autonómicas en el que denuncian “el clima insano muy crispado” de la política y piden medidas que favorezcan el trabajo decente y la reducción de la precariedad”.

Las dos organizaciones católicas de Madrid advierten sobre la degradación de la política: “se demoniza al adversario político. No se dialoga”, afirman, al tiempo que señalan que “importa menos la verdad que el impacto mediático”, por lo que “a veces, se manipula a la población induciendo al rechazo de otras personas, por ejemplo, de los extranjeros”. De hecho, solicitan “políticas que garanticen el empadronamiento y la regularización de migrantes en situación administrativa irregular.

Una situación muy delicada, a su entender, dado que se produce en un contexto en el que la pandemia ha extendido “el paro y la precariedad y ha agravado la vulnerabilidad de personas sin techo, víctimas de trata, víctimas de la violencia de género, inmigración en situación administrativa irregular, personas de tercera edad y dependientes”.

Al servicio de las personas

Estas dos entidades recuerdan que “la acción política debe estar al servicio de las personas” y que “la vida humana, por su destino eterno, conserva todo su valor y toda su dignidad en cualquier condición, incluso de precariedad y fragilidad, y como tal es siempre digna de la más alta consideración”. Además, alertan del riesgo de deslegitimar la política y a toda la clase política en general.

Reducir las brechas

Como organizaciones cristianas, explican que “la caridad política nos empuja a humanizar la acción política”, por lo que piden medidas públicas que garanticen la salud; la asistencia a personas sin techo, víctimas de trata, víctimas de la violencia de género, personas de la tercera edad y dependientes para que vivan con dignidad; procesos de integración de personas vulnerables, que combatan la brecha de género, la brecha digital y apuesten por la igualdad de oportunidades.

Garantía de ingresos y vivienda

En cuanto a las medidas contra la exclusión social, demandan “políticas que garanticen la cobertura suficiente del ingreso mínimo vital para quienes lo necesitan, incluidas las personas en situación administrativa irregular”, pero también “la promoción del derecho al uso de una vivienda”, en vez de un factor de especulación.

Trabajo decente

En la ámbito laboral, ambas organizaciones apuestan por favorecer “la iniciativa emprendedora, la actividad productiva en los ámbitos tecnológico e industrial y el trabajo decente” y combatir “la precariedad laboral en el ámbito de la Administración y en el ámbito de las empresas”.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?