Unai Sordo y Pepe Álvarez valoran el Plan de Recuperación al que auguran una concreción “muy compleja”

Unai Sordo y Pepe Álvarez valoran el Plan de Recuperación al que auguran una concreción “muy compleja”
“Es una buena hoja de ruta que hay que desarrollar” y cuenta con aportaciones de los agentes sociales. Estas declaraciones se han realizado después de la reunión del diálogo social mantenida, en la tarde del miércoles, con un amplia representación del Gobierno encabezada por la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño; y con participación de la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. El Plan había sido presentado por la mañana en el Congreso.

Los dos líderes sindicales han valorado positivamente el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia del Gobierno (pdf) y consideran que “es una buena hoja de ruta que hay que desarrollar”. Un Plan que, según han destacado, cuenta con aportaciones de los agentes sociales.

Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha señalado que el Plan “en general” ha contado con una valoración positiva de los agentes sociales “porque canaliza un volumen de recursos económicos que deberían servir para la transformación del modelo productivo y económico español de una manera importante”. En este sentido, las reformas asociadas a dicho Plan “en principio responde, al menos a nivel de guion”, a los planteamientos sindicales, tanto en materia de legislación laboral, como de pensiones o de fiscalidad.

“Lógicamente esto es un declaración de medidas, pero falta concretarlas, desarrollar esos espacios de diálogo social, que van a ser indiscutiblemente muy complejos”, ha asegurado Sordo, al tiempo que ha recalcado que los términos “parecen compatibles” con las posiciones sindicales en lo referente a la sustitución de la legislación laboral “por una más equilibrada” que haga que la “contratación precaria y el despido dejen de utilizarse de forma sistemática en las empresas españoles”. Ahora “toca implementarlo a través de medidas de dialogo y de negociación social que van a ser muy complejas en los próximos meses”, ha subrayado.

En esta línea, Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ha apuntado que “los aspectos más conflictivos son muy genéricos, tanto lo que hace referencia al mercado de trabajo como a la Seguridad Social”, pero que hay otros aspectos que para su sindicato también tienen importancia. Álvarez ha puesto de relieve “la manera en la que se van a distribuir estos fondos, con la participación sindical a la hora de elaborar los planes tanto de las empresas como de las comunidades autónomas, de la capacidad de control y de la repercusión que estos tengan sobre el empleo”. ha hecho hincapié en que las empresas que accedan a estos fondos “no solo puedan instruir empleo, sino que el empleo que creen y el que tienen gane en calidad”.