En el Día Mundial del Medio Ambiente, “sabemos que las cosas pueden cambiar”

En el Día Mundial del Medio Ambiente, “sabemos que las cosas pueden cambiar”
En el Día Mundial del Medio Ambiente, “sabemos que las cosas pueden cambiar”. Málaga
En el Día Mundial del Medio Ambiente 2021, organizaciones cristianas sensibles al desafío medioambiental se adhieren a los esfuerzos contra el cambio climático y la defensa del entorno, para recordar que “las cosas pueden cambiar”.

Las trabajadoras y los trabajadores de la HOAC de Málaga ha respondido a la convocatoria de concentración de la plataforma “Rebelión por el Clima” frente a la crisis climática y ecológica, siguiendo la invitación del papa Francisco a construir amistad social para construir un mundo más justo y fraterno en sus relaciones cotidianas, en la vida social, en la política y en las instituciones; (Fratelli tutti, 6).

En coherencia con su identidad y misión, este movimiento de trabajadores cristianos tiene previsto acudir con carteles que recogen frases textuales de la Encíclica Laudato si’ como “Sabemos que las cosas pueden cambiar”. Además, coinciden con la plataforma convocante en subrayar que “la crisis sanitaria y económica ha evidenciado la vulnerabilidad de un sistema económico globalizado, la fragilidad de las cadenas de producción en situaciones de estrés y las dificultades para generar respuestas a corto plazo en un sistema guiado únicamente por el beneficio económico, cuyas consecuencias son, entre otras, el incremento de la desigualdad y la precarización”.

Los convocantes de diversas acciones públicas por todo el territorio de nuestro país considera que “la salida a la crisis debe apoyarse en los sectores y actividades de cuidados, servicios públicos y cultura, y apostar por la transición ecológica en todas sus vertientes: agricultura ecológica, ahorro y eficiencia energética, renovables, reducción de residuos y economía circular. Al mismo tiempo, debe ser una transición justa, en lo laboral, lo económico, lo social y también en el respeto al resto de seres vivos con los que compartimos el planeta”.

La HOAC de Málaga, además, quiere animar a toda la comunidad cristiana de la diócesis a salir, unirnos y hacernos presentes como Iglesia en esta llamada al Cuidado de la Casa Común “proponiendo una forma de vida con sabor a Evangelio” (Fratelli tutti, 1).

“Reimagina, recrea, restaura”

Naciones Unidas, no solo llama la atención sobre los graves problemas que padece la Tierra, sino que además, inicia el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas.

Más que mirar al pasado, Naciones Unidas se centra en lo que la humanidad puede hacer en el presente, como “cultivar árboles, reverdecer nuestras ciudades, repoblar nuestros jardines con especies silvestres, cambiar nuestras dietas y limpiar ríos y costas”. Somos la generación que puede hacer las paces con la naturaleza.

No obstante, proclama que es “nuestra última oportunidad para corregir el rumbo: prevenir la catástrofe climática, detener la creciente ola de contaminación y desechos, y frenar la pérdida de biodiversidad”, por lo que invita a “proteger lo que queda y reparar lo que ha sido dañado”. #GeneraciónRestauración es la etiqueta con la que llama a movilizarse.

“Millones de trabajos en todo el mundo
están afectados por la crisis climática
y la pérdida de biodiversidad”

En este día, UGT insiste en “la necesidad de dejar de expoliar los recursos del planeta y de restaurar los ecosistemas que hemos estado explotando y destruyendo”. “Millones de trabajos en todo el mundo están afectados por la crisis climática y la pérdida de biodiversidad y solo con ecosistemas saludables podremos mejorar nuestros medios de vida, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso hacia el que avanzamos”, apunta.

Este sindicato, apoya la convocatoria de la Confederación Sindical Internacional, para el Día Mundial de Acción Climática en los Centros de Trabajo, que se celebrará el 24 de junio, con el objetivo de “sensibilizar a empresas y personas trabajadoras sobre la necesidad de adaptar los centros de trabajo a las consecuencias del cambio climático, de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de evaluar los impactos de las empresas en el medio ambiente y la biodiversidad”.

El sindicato CCOO, en este día, reclama una “transformación más profunda de nuestros modos de vida, de consumo y de transporte”, así como “medidas para que toda esa reestructuración del sistema productivo, que hay que impulsar sin medias tintas, tenga en cuenta el componente social y la adaptación de las y los trabajadores a los nuevos empleos que van a necesitarse”.